¿Por qué es terrorífico escribir una novela de terror paranormal?

Después de mucho tiempo ausente te preguntarás dónde me había metido.  ¡Estoy sumergida en la escritura de una historia que te hará poner los pelos de punta!  El proceso está siendo complejo porque es terrorífico escribir una novela de terror paranormal, te lo aseguro.   Ahora es cuando pensarás ¿por qué?  Te lo voy a explicar desde mi experiencia, ya que lo estoy viviendo en carne propia.

Una idea de terror

La idea de escribir una novela de terror paranormal me asustaba.  Hacía tiempo que quería hacerlo pero no me atrevía.  Hasta que una noche tuve una pesadilla de esas que te hace despertar con un grito.  Estaba acostada boca arriba, la luz tenue de la calle se filtraba por las persianas y vi una sombra que entró por el resquicio de la puerta del dormitorio y que se deslizó despacio hacia mi cama.  No podía moverme, sentía mi cuerpo muy pesado y un cosquilleo en mis brazos y en mis piernas.

terrorifico

Nightmare imagen de taringa.net

 

Aquella sombra se aproximaba más y más, y yo no podía ni pestañear.  Entonces se subió a mi cama, se puso sobre mí y de inmediato comencé a asfixiarme.  Con un gran esfuerzo, moví mi brazo izquierdo y grité: ¡No!  Con ese movimiento, logré apartar el edredón que tenía sobre mi pecho y la sensación de ahogo desapareció.  Mi esposo se llevó un susto de muerte cuando sintió el golpe que le di en la pierna y cuando escuchó el berrido que rompió el silencio de la noche.

Me levanté con rapidez y fue al servicio.  Necesitaba echarme agua fría en la cara.  Me miré en el espejo, ojerosa y pálida, y pensé: “Lo tengo.  Quiero escribir sobre este miedo tan terrorífico que acabo de sentir”.  He de confesarte que mi terror más profundo es no despertar de una pesadilla y que me ataque en mi sueños alguna criatura que me controle y de la que no me pueda defender por estar sometida a su voluntad.

¿Qué puede ser más terrorífico que escribir sobre posesiones?

Allí supe enseguida que escribir sobre una posesión demoníaca era la clave que necesitaba para comenzar, ya que la posesión es una intromisión, una violación de tu espacio y de tu cuerpo.  A mí no me gusta que me controlen ni que me hagan hacer cosas que no quiero.  Supongo que a ti tampoco.  ¿Vas captando por qué es terrorífico escribir una novela de terror paranormal?

Cuando duermes estás indefenso, por eso me gusta explorar lo terrorífico de las pesadillas.

 

Comencé el proceso de creación de personajes.  Ya tenía muy claro lo que quería hacer.  Mi protagonista femenina tenía que sentirse indefensa ante fenómenos inexplicables y, al mismo tiempo, debía ser capaz de enfrentarse a sus miedos y de luchar.  La posesión desde un punto de vista médico me resultó un tema muy interesante de desarrollar, así como todas las implicaciones antropológicas o espirituales.  Me quise meter de lleno a estudiar el Mal en toda su dimensión.

La investigación —que todavía estoy llevando a cabo—, me estaba afectando.  Leer o ver documentales acerca de las posesiones, acerca del Mal o sobre las enfermedades mentales asociadas a trastornos de la personalidad me estaba volviendo en una persona más sombría, incluso llena de ira.  Me asusté.  Me estaba implicando demasiado.  Llegó un momento en que no podía dejar de pensar en la historia y en los personajes.  Tuve que poner distancia y dejé por muchos días de leer y de escribir acerca del tema para limpiar mi alma y mi mente.

Ese extraño sentimiento de rabia que me había invadido está asociado directamente con el Mal, que se alimenta de los comportamientos violentos o irascibles.  Cuando comprendí que como escritora debía aprender a poner límites, me sentí mucho mejor y más ligera.

El Mal tiene muchas caras y muchas maneras de representarlo. Elegí la forma de la posesión.

Cuando miras dentro del abismo puedes caerte en él

El opositor o villano de mi historia es el Mal absoluto, representado como un ente demoníaco, con fines egoístas y crueles.  Durante el proceso de creación pensé muchas veces si el mal podía redimirse y transformarse en una energía positiva.  Llegué a la conclusión de que cuando miras dentro del abismo durante mucho tiempo, puedes caerte en él sin posibilidad de salvación.  Me di cuenta, mientras escribía, que el mal nunca cambiará y que solo sirve a un propósito: colaborar en la destrucción de la Humanidad, ya que somos nosotros quienes actuamos y lo hacemos posible.

Si fueras un gato es posible que te salves al caer en el abismo. Recuerda que los gatos tienen siete vidas.

Escribir también te puede redimir

Me estaba resultando muy difícil quitarme de encima aquellos pensamientos lúgubres.  ¿Acaso escribir no es una forma de terapia, donde exorcizas tus propios demonios?  Ciertamente, necesitaba exorcizarme.  Pensarás que soy masoquista.  ¿Por qué escribir algo que te está afectando?  Porque es la única manera de expulsar lo que llevas dentro.

Después de las pequeñas vacaciones mentales y espirituales, retomé la historia porque me gusta.  La estoy disfrutando ahora desde otra óptica, sin involucrarme tanto a nivel emocional ni darle tantas vueltas existenciales a la temática del mal.  Por este motivo estuve alejada del blog.  ¡Pero he vuelto!  Y los contenidos que estoy preparando te van a gustar.   Quiero cerrar el tema de los exorcismos y del mal, como una manera de hacer catarsis.  Así que prepárate, porque vienen curvas.

¡Acompáñame en este viaje en El Tren de lo Paranormal!  ¡Te espero!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s