Novela paranormal: el concepto definitivo que buscabas

 «Que lo crea o no, me importa bien poco.  Mi abuelo se lo narró a mi padre; mi padre me lo ha referido a mí, y yo te lo cuento ahora, siquiera no sea más que por pasar el rato».

Gustavo Adolfo Bécquer.  Rimas y Leyendas.

¿Te ha pasado que cuando buscas el término Novela Paranormal te saltan en Google tropecientas páginas de Novela Romántica Paranormal?  ¿Es que acaso, antes del boom de este género, no había nada relacionado con historias de fenómenos sobrenaturales?  En este momento acabas de recordar que sí: tu madre, tu padre y tus abuelos te contaban historias y leyendas de fantasmas, de aparecidos o de hadas que vivían en los estanques y arroyos de su pueblo.  Tu cerebro hace click y te vienen a la cabeza las novelas de vampiros y de otras criaturas fantásticas que has leído a lo largo de tu vida.  Pero vayamos por partes, como diría Jack El Destripador.

Leyendas sobrenaturales

Leyendas sobrenaturalesRecuerdo que una noche me encontraba en cama con un horrible catarro.  Por aquel entonces yo tendría unos dieciocho años y, a pesar de los estornudos y de los mocos (¡qué asco, lo sé!), deseaba irme de juerga con mis amigos a pesar de parecer una zombi trasnochada.  Mi mamá entró en mi habitación y me dijo: «¿Por qué no lees algún libro?  Tienes un montón.  ¿Y para qué?  ¿Para que cojan polvo?  No me mires así, que no vas a salir.  Va a llover y te puedes empeorar».

En aquel momento sonó un trueno que hizo temblar las ventanas, el cielo se iluminó con un relámpago y se desprendió con violencia la lluvia de las nubes.  Con un gesto elocuente, mi madre se fue y cerró la puerta tras de sí.  «Es como si hubiera invocado la tormenta con sus poderes mágicos».  Sí, mi madre a veces tenía premoniciones y cuando decretaba cualquier cosa, solía ocurrir.

No existían ni las tablets, ni los Smartphone, e Internet comenzaba su camino con pasos pequeños.  Todavía estaba la era analógica y la era digital parecía lejana, como si fuera algo de ciencia ficción, así que mis distracciones se ceñían a los programas de televisión (no había tantos canales como ahora ni la televisión a la carta con plataformas de televisión digital), a los libros, a los juegos de mesa, a escuchar música y, por supuesto, a salir con mis amistades.

Me levanté de la cama con resignación, me acerqué al mueble y recorrí con la mirada los libros de la estantería.  Los había leído casi todos.  Me fijé en uno en particular que había comprado a los libreros de la universidad, un día en que la profesora habló de los autores del Romanticismo: estaba encuadernado en marrón y tenía letras doradas.  Se titulaba Rimas y leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer.  Apagué la luz principal y encendí la pequeña lámpara de mi mesita de noche para crear un ambiente apropiado.  Regresé al calor de las mantas y me arrellané en ellas, dispuesta a pasar mi catarro de la mejor manera posible.

Rimas y LeyendasComencé a leer La cruz del diablo.  A medida que leía, me iba metiendo más y más dentro de las mantas.  La luz parpadeó junto con otro potente trueno, las gotas de lluvia golpearon las ventanas y las persianas bailaron con el viento.  Miré para todos lados, inquieta.  A lo mejor mi imaginación me estaba jugando una mala pasada, porque de repente me pareció que las sombras se movían en mi habitación, igual que la armadura maldita del señor del Segre.  ¿Alguna vez has sentido indefensión ante una historia y has tenido miedo hasta de cerrar el libro por temor a que salieran sus criaturas sobrenaturales?

Cuando pasé la última página de aquel relato, tuve conciencia del poder de las leyendas misteriosas del tardío Romanticismo del siglo XIX, que delataban un gusto por las tradiciones populares, revestidas de un carácter sobrenatural y hasta místico.  ¿Y qué pensarías si te dijera que el terror a lo desconocido y a lo maravilloso es algo ancestral?  Está en cada rincón y en cada historia donde lo normal da paso a lo paranormal, en cada superstición y en el inicio primitivo de las cosas.

Como diría mi querido Gabriel García Márquez: «El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo».  ¡Allí es donde nace el miedo a los sucesos desconocidos y a lo fantástico!

El concepto definitivo de paranormal que buscabas

Fenómenos paranormalesTe voy a dar algunas claves para que entiendas de qué va todo este asunto de lo paranormal.  Según la RAE: «Dicho de un fenómeno.  Que no puede ser explicado por los conocimientos científicos actuales, y es objeto de estudio de la parasicología».  El prefijo para, que proviene del griego, indica que algo está «al margen de», «junto a» o «contra de».  ¿Qué ocurre cuando antepones el prefijo a otra palabra?  Sugiere que la palabra compuesta no expresa la autenticidad de algo, pero tiene relación.  Como ocurre con las palabras paramédico, paramilitar o paralímpico, por ejemplo.  En pocas palabras, algo paranormal se asemeja a lo normal, pero no lo es.  Todo lo que se aleje de lo cotidiano, de lo habitual, puedes considerarlo como algo sobrenatural.

Si observas con detenimiento en los libros de historia, te darás cuenta de que el concepto ha cambiado a lo largo del tiempo.  En la Antigüedad, los fenómenos extraños tenían su explicación en la mitología, pues no existían las ciencias para aclarar los fenómenos de la naturaleza.  Si caía un rayo, le echaban la culpa al dios del trueno.  Y si las cosechas eran malas durante un año, el problema se lo cargaban a la diosa de la fertilidad.

Las enfermedades mentales eran consideradas como «cosas del diablo» y eran tratadas mediante exorcismos.  Gracias a los avances de la medicina, hoy día son tratadas como patologías.  Como ves, la idea general está relacionada con lo que es racional y tiene una explicación científica (ya sea con bases en la biología, la física o la medicina), y con lo que no.

Es posible que a estas alturas recuerdes ciertas actuaciones fraudulentas de los charlatanes y supersticiosos, que han dañado la imagen de aquellos que estudian de forma seria los fenómenos sobrenaturales.  Cuando ves a una persona vestida con túnica y turbante, frente a una bola de cristal, lo más probable es que te rías y te muestres incrédulo ante cualquier cosa que te diga.  Por este motivo, los investigadores serios recurren a la ciencia para tratar este asunto de manera rigurosa, para que no los acusen de locos.

Bertrand Meheus, un estudioso del folclor, considera que hay mitos arcaicos que se han reactualizado gracias al desarrollo de la tecnología y de la ciencia, pues el sentido de lo sagrado no ha desaparecido.  Al contrario, se transforma y se adapta.  Piensa por un momento en todas las leyendas, mitologías y folclor religiosos de muchas culturas: constituyen todo aquello que no se puede explicar racionalmente y pertenecen al estadio más primitivo del ser humano.  Las tradiciones permanecen en el inconsciente colectivo y aquellos enigmas y rituales mágico-religiosos son vistos, en la actualidad, como fenómenos de lo oculto o de otro mundo (en el que pueden coexistir hadas, duendes, fantasmas, vampiros, ángeles, demonios, extraterrestres y un montón de criaturas más).  De esta manera, se mezclan creencias antiguas y modernas, relacionadas con culturas ancestrales y con los mitos modernos de la era tecnológica y espacial.

Lo paranormal en la literatura

cuentos miedo fantasia¿Sabías que los cuentos de miedo y de fantasía, narrados por nuestros ancestros a la luz de la lumbre, son la base de la literatura paranormal?  Muchos relatos folclóricos provienen de los mitos de los pueblos, que trataban de explicar fenómenos irracionales y que servían como un modo de advertencia, por si te daba por curiosear en lugares prohibidos o para mantener el orden en una sociedad concreta.  Todos los horrores nocturnos, la fantasía, la magia, los miedos de la infancia y el gusto por las emociones fuertes forman parte esencial de la literatura paranormal, que ha evolucionado junto con los mitos y cuentos populares.

En la literatura paranormal se desarrollan muchos elementos que están dentro de la categoría de lo extraño.  Llegados a este punto, te preguntarás, ¿cómo puedes saber en qué género específico está este tipo de literatura, si te encuentras ante un cuento o una novela de fantasía, de terror o de ciencia ficción?  ¿Y si te dijera que no hay fronteras que la delimiten y que puedes hallarla no en un solo género, sino en varios?  Alucinante, ¿verdad?  Todos estos géneros se mueven sobre un mismo terreno y sus elementos no tienen por qué estar reñidos los unos con los otros, sino al contrario, se alimentan.  Por esta razón, puedes leer autores como Edgar Alan Poe, Homero, Lovecraft, Shakespeare, Los Hermanos Grimm, Bram Stoker o Julio Cortázar, por ejemplo, y ver que hay más puntos en común de los que imaginas.

La novela paranormal y sus características

En la novela paranormal las historias de ficción están ubicadas en escenarios donde ocurren fenómenos sobrenaturales a personajes normales, como tú o como yo.  Las criaturas que aparecen en estas historias son, por lo general, aquellas que escapan a nuestro entendimiento y que no tienen nada que ver con el género humano.  Cuando lees este tipo de novelas puedes encontrarte con las siguientes características:

1.      Seres sobrenaturales, mitológicos, tecnológicos o fuerzas invisibles en escenarios reales o conocidos: demonios, ángeles, vampiros, etc., que cohabitan en una ciudad cualquiera, como la tuya, y que son aceptados o no dentro de ese escenario.

2.      Personajes normales en escenarios extraños, donde nada es lo que parece ser: casas encantadas, montañas embrujadas, bosques oscuros, naves espaciales con una inteligencia artificial demoníaca, etc.

3.      Situaciones donde lo irracional, la incertidumbre y el miedo a lo extraño se mezclan en la vida de las personas y las ponen a prueba: todo lo que afecta al orden natural de las cosas y que conduce a un peligro desconocido.  Se rompen las reglas convencionales y te ves atrapado en algo que no comprendes, porque no puedes luchar contra lo que no conoces.  Estás ante un fenómeno inexplicable.

4.      Situaciones donde lo fantástico, inédito o no, se vuelve verosímil y las criaturas que allí aparecen tienen la oportunidad de compartir con personajes normales: como una especie de convencionalismo, en el cual los sucesos misteriosos se resuelven gracias a unas leyes establecidas dentro de la narración.  En este caso, puedes identificar el universo fantástico que te presenta la historia, ya no sientes miedo porque racionalizas los elementos fantásticos y los ves como algo posible dentro de esa realidad.

novela paranormalPara que te quede más claro aún, y como forma de conclusión, muchas veces puedes sentirte más confortable leyendo relatos de pociones mágicas o hechizos que leyendo historias donde los elementos de la realidad cotidiana se presentan sin alteraciones y sin embargo, sabes que no deberían estar allí porque hay algo que no encaja.  Los objetos mágicos, aunque sean extraños, muchas veces tienen una explicación dentro de las historias, mientras que lo otro, representa una contradicción dentro de lo conocido.

En una novela paranormal vas a encontrar a seres humanos en constante tensión debido a los escenarios o a las criaturas sobrenaturales.  Esta tensión es fundamental para que la novela funcione y el conflicto se desarrolle dentro de una historia con fenómenos inexplicables para la mente humana y para la percepción de la realidad.

Espero que todo lo que te he escrito aquí te haya servido para aclarar tus dudas al respecto.  Si quieres que hable de algún otro aspecto relacionado con este tema, escríbeme a mi correo electrónico valeriamarcon@yahoo.es y con mucho gusto te responderé.

¡Te espero!

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Novela paranormal: el concepto definitivo que buscabas

  1. Pingback: Novela de ficción especulativa: la guía definitiva | El tren de lo paranormal

    • Hola R.R. López. Leí tu artículo (me encantó) dedicado a la novela parapsicológica y tienen mucho en común, yo diría que hasta se dan la mano y se complementan. Ambos están vinculados a todo lo sobrenatural y a lo que la razón no puede explicar. Muchas gracias por comentar. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s