Vivir peligrosamente

“Pero si disponemos una sola vida en este mundo, ¿acaso no será lo mejor vivir peligrosamente, arriesgándola por algo, en este caso la escritura, que de veras importe y nos importe?  No se me ocurre ninguna opción mejor”.

Esther Tusquets

Siempre que comienzas algo sientes que caminas en la cuerda floja.  No hay garantías de que llegues a la meta.  Todo conlleva un riesgo.  ¿A que no te imaginas que escribir es un acto peligroso?  ¡No sabes cuánto!  Como diría Edward Bulwer-Lytton, escritor y periodista inglés, la pluma es más poderosa que la espada.

Escribir es un acto peligroso

Photo by Leio McLaren on Unsplash

Cuando sabes manejar el lenguaje de forma afilada, te aseguro que puede hacer mucho daño o mucho bien, depende de cómo las uses.  Las palabras bien escritas pueden llegar a lo profundo de una persona y dejarle marcada.  Por eso es muy importante que todo lo que escribas sea correcto, porque es muy fácil caer en vulgaridades e insultos, algo muy común en esta Era de la rapidez y de la información por la redes sociales.  Pareciera que todo vale, pero no es así.

Escribir bien es un acto de rebeldía.  Es exponerte como eres.  Es un acto muy íntimo contigo mismo.  Te miras y descubres muchas cosas que no sabías que tenías dentro.  Hay infinidad de manuales y de cursos que te indican cómo escribir, cómo programarte para ser un buen escritor, cómo promocionarte… ¡Las fórmulas mágicas para que tu próxima obra sea un bestseller!  ¡Las diez claves para sacar adelante una novela en tres meses!  ¡Todo suena genial y hasta imprimes una agenda del escritor para apuntar todo lo que se te ocurra y planificar las semanas!

Hay que leer, y mucho, para tener un dominio de las letras y tener una cultura general, para poder escribir con propiedad, sin tirar flechas alocadamente.  Cultivar e incentivar el músculo de la imaginación es vital.  Y si lo combinas con lo que hayas aprendido a lo largo de tu vida y de tus experiencias entonces serás capaz de transmitir mensajes poderosos.

Escribir sobre los conocimientos que has adquirido en la vida o sobre ti mismo, es un buen comienzo.  Todo lo que escribes refleja lo que eres, tu ideología y tus creencias.  Nada es neutral si nace de ti.

Photo by Hannah Wei on Unsplash

Photo by Hannah Wei on Unsplashyenda

¡Lánzate a escribir!  Yo quiero vivir peligrosamente como lo hacen mis personajes.  Necesito arriesgarme con cada palabra a llegar tan lejos como sea posible, sin miedo a ser juzgada.  La libertar que siento al escribir no tiene precio.  Y es allí, en la cuerda floja, en el filo de la navaja, donde salen las mejores historias e ideas, porque sabes que si te caes te estrellas contra las rocas.

 

 

Anuncios