Mes: septiembre 2017

¿Quién soy? No me acuerdo

Si olvidaras tu vida pasada y solo te quedara el presente, ¿tratarías de recuperar tus recuerdos y averiguar quién eras o seguirías adelante y crearías tus propios recuerdos?

Aquí te dejo un fragmento de Sueños Mecánicos que puedes leer o escuchar, como prefieras.  Espero que lo disfrutes y que luego de entender por qué debes apoyar a los cíborgs, colaborar con la campaña de crowdfunding y ayudarme a publicar mi novela.

«No tengo recuerdos de mi infancia.  Las páginas de mi niñez fueron arrancadas del sistema-memoria de mi ordenador interno.  Tampoco estoy segura de cuánto tiempo permanecí dormida.  Cuando desperté me hallaba en un lugar completamente extraño, sobre una larga y fría mesa, rodeada de aparatos.  Una luz incandescente se clavó como dardos en mis pupilas en el instante en que levanté los párpados.  Con una lentitud exagerada traté en vano de mover la cabeza; un dolor lacerante invadió mi cerebro y lo taladró de forma implacable.  Definitivamente, aún no había llegado el momento de regresar, así que me sumí de nuevo en las brumas del horror y la oscuridad, donde me veía a mí misma como un ser de metal, mitad humano y  mitad máquina.
De pronto, fui arrancada de la pesadilla y la conciencia se abrió camino en forma de una potente descarga de energía.  Con las manos en el pecho, intenté frenar los latidos sonoros de un corazón que bombeaba y retumbaba como un enorme tambor.  Me senté, con los ojos muy abiertos.  Una exclamación se ahogó en mi garganta antes de salir.  A mi alrededor se agitaban sombras que parecían personas.  Lo único humano que conservaban era el brillo en su mirada, la cual tenían clavada en mí, con gesto grave y, a la vez, de alivio.
—¿Quiénes sois?  ¿Qué sois? —mi voz sonaba muy diferente.
—Somos igual que tú.  Somos ahora tu familia —respondió un hombre.
Un fragmento de espejo me devolvió una imagen que me resultaba familiar: un pedazo de mí que todavía era humano.  Tenía toda la apariencia de una mujer completa y bien formada.  ¿Dónde estaba aquella niña que aún me escudriñaba desde el fondo de mis ojos y que creía reconocerme?  ¿Qué pasó para que hubiera crecido hasta convertirme en adulta?  Algunas partes de mi cuerpo eran mecánicas, pero semejaban miembros naturales, recubiertos por una capa que simulaba la piel.  Las partes de mi anatomía que aún continuaban siendo normales, preservaban toda su sensibilidad original.
—Soy yo… pero no lo soy… ¿Qué significa?
—Agradece que estás viva, muchacha.  Es mejor ser un cíborg que un humano muerto.
La percepción de la realidad siempre es dolorosa.  Y puede ser aún más terrible cuando se comprende que todo lo amado ha dejado de existir gracias a la destrucción ocasionada al pulsar un simple interruptor.
—Mi madre, mis amigos… ¿Todo… ha desaparecido?
—No todo.  Estás en La Colonia de Cíborgs.
El hombre que hablaba tenía el cuerpo de metal brillante y una estatura gigantesca.  A pesar de su extraño aspecto, sus rasgos eran atractivos y expresaban emociones.
—Me llamo Toniño.  Aquí estarás segura, al menos por un tiempo»

Y ahora, si quieres, puedes escucharlo, narrado por mí.

1503915340566

<a href=”https://www.ivoox.com/fragmento-suenos-mecanicos-audios-mp3_rf_20669508_1.html&#8221; title=”Fragmento de Sueños Mecánicos”>Ir a descargar</a>

Anuncios

Todo lo que necesitas saber acerca de los cíborgs y cómo ayudarlos

«Puede que todos los cíborgs como yo tengan tendencia a ponerse paranoicos sobre sus orígenes.  Tal vez mi verdadero yo haya muerto hace mucho tiempo, y ahora soy tan sólo un clon con cuerpo mecánico y cerebro electrónico.  O puede que nunca haya existido un verdadero “yo” para empezar.  Y soy completamente sintética, como esa cosa».

Mayor Motoko Kusanagi, Ghost in the Shell.

science-fiction-2053608_1280Faca y Hamlet 202 son dos cíborgs mercenarios y cazadores de recompensas, y sus amigos de la infancia son mutantes que una vez fueron humanos.  Juntos buscan La Clave para recuperar la humanidad perdida, restaurar el equilibrio y sanar la Tierra tras la devastación, ocasionada por la guerra entre terrícolas y alienígenas en el año 2125.

El destino les pone en el camino para encontrar La Clave, pero tendrán que afrontar grandes peligros y descubrir que no todos son quienes dicen ser: el amor, la lealtad y la amistad sufrirán duras pruebas que les harán dudar hasta de sus propios sentimientos.

¡Acompáñalos en la aventura de salvar el planeta en Sueños mecánicos!

¿Cómo ayudar a los cíborgs y los Sueños mecánicos?

Te estarás preguntando a estas alturas de qué va todo esto de Sueños mecánicos.  Es una novela de ciencia ficción que aún no ha sido publicada.  Te aseguro que a los cíborgs les gustaría mucho comenzar sus aventuras y también al resto de sus compañeros, quienes andan desperdigados por un mundo apocalíptico.  La única esperanza que tienen es que tú les ayudes a cobrar vida a través de la publicación del libro.

mecenazgo artísticoPara que este proyecto sea una realidad Faca, Hamlet 202 y sus compañeros te piden que les apoyes en una campaña de crowdfunding.   ¿De qué se trata esto?  Parece nuevo pero no lo es.  Escucha lo que viene a continuación y te harás una idea.

<a href=”https://www.ivoox.com/historia-del-crowdfunding-para-principiantes-audios-mp3_rf_20637543_1.html&#8221; title=”Historia del Crowdfunding para principiantes”>Ir a descargar</a>

¿Quiénes ponen la plataforma para apoyar a los cíborgs y los Sueños mecánicos?

crowdfundingTandaia es una joven editorial con voluntad de cambio y que quiere dar una alternativa diferente a autores como yo, que no encontramos en otros lugares.  La idea refrescante y solidaria del crowdfunding forma parte de este cambio.

De este modo tú puedes formar parte de este proyecto, ahora que seguramente te estás planteando cómo colaborar.  Si decides que Sueños mecánicos vea la luz y pase a formar parte del catálogo de libros de Tandaia será algo genial, porque eres parte fundamental del proceso y te verás recompensado.

¿Por qué ayudar a los cíborgs?

No hay nada más impresionante que ver a una máquina que actúa como un ser humano.  O al menos eso fue lo que pensé cuando me topé con Wall-E, que recogía la basura de un planeta Tierra abandonado debido a la contaminación.  Yo no pude dejar de admirar cómo se emocionaba con cada objeto que descubría dentro de las montañas de basura.  ¡Era algo tan humano!  Entonces me dije a mí misma, «recuerda que sólo es una máquina programada para limpiar».  Aunque Wall-E tenía algo que lo hacía diferente: sentimientos y personalidad propios.

la creación cyborg¿Hasta qué punto las máquinas pueden tener emociones, conciencia o recuerdos?  Repasé mentalmente en la memoria de mi disco duro (¡ups, ya sueno como un ordenador!) y me vinieron las imágenes de Terminator, de Sonny, de la Mayor Kusanagi… Todos tienen algo en común y al mismo tiempo son diferentes.  Los organismos cibernéticos se componen de material orgánico y de dispositivos electrónicos, los robots son máquinas que imitan el comportamiento humano y los androides son máquinas humanoides.  Breve y simple.  ¿En qué se parecen?  Están hechos por el Hombre, quien busca perpetuarse en la eternidad y necesita sentir que es un dios creador.

La ciencia ficción es un género que siempre me ha fascinado.  Cualquier cosa es posible y hace pensar en que, en un futuro no muy lejano, todo lo imaginado por el ser humano puede ser real.  Julio Verne, Isaac Asimov y muchos otros fueron visionarios.  Yo, humildemente, quiero rendir tributo a este género literario y a todas aquellas personas que aman las historias de posibles futuros: hecatombes, evolución del género humano en mutantes, entidades virtuales o artificiales, vida alienígena, escenarios apocalípticos, etc.

¿Quieres saber cómo nació Sueños mecánicos?

davLa historia surgió gracias al encuentro de un grupo de amigos que vivieron una aventura singular, basada en un juego de rol.  Sin ellos Faca no hubiera existido.  Sin ellos yo no hubiese sido Faca y no habría sabido lo que es ponerse en la piel de una cíborg audaz y guerrera.  Ahora, los amigos vuelven a reunirse para vivir sus hazañas, como lo hicieron en aquel lejano día en el que nacieron los personajes.  Y tú, que estás leyendo esto, lo harás posible cada vez que abras las páginas del libro: Faca y sus amigos cobrarán vida y tú formarás parte de sus hazañas.

En un próximo post escucharás y leerás (como prefieras) un fragmento de la novela y así comprenderás por qué es necesaria tu ayuda para que los cíborgs nazcan y Sueños mecánicos sea una realidad: una novela impresa de calidad.

Además, sabrás exactamente cuáles serán las recompensas que tendrás, dependiendo de la ayuda que quieras o puedas dar.

¿Me acompañas en la aventura de salvar al planeta?  Yo soy Faca.