Mes: noviembre 2011

Desde España y Alemania, tres en línea con escritores a punto de llegar a Miami

Estarán en nuestro stand en la Feria Internacional del libro de Miami 2011
Por Estrella Fresnillo-Díaz

Esta es la tercera ocasión que la novel Editorial Voces de Hoy coloca sus libros en los stands de la Vigésima Octava Feria Internacional del Libro de Miami con más de un centenar de obras en su haber y 90 autores. Ahora ponemos a su disposición la conversación telefónica que nuestra asesora y crítica literaria, Estrella Fresnillo, sostuvo simultáneamente con la escritora venezolana Valeria Samantha Marcon Gamboa y con el periodista e investigador cubano Rodolfo Torres, desde donde ellos residen, España y Alemania respectivamente.

Posterior a los saludos desde estos tres separados confines de nuestro planeta, pero gracias a la siempre sorprendente magia de la comunicación a través del éter, ambos autores se conectaron con nosotros para comentar acerca de sus correspondientes títulos. Gracias al talento de Rodolfo Torres tendremos a nuestra disposición un volumen sobre el Cementerio Colón, que en la isla de Cuba es Monumento Nacional; el título de este libro es Un cementerio que agoniza.

Rodolfo , ¿me escuchas bien? ¿Pretende este libro aportar algo más a la historia de Cuba?, ¿lo cumple?

[Voz de Rodolfo] Me parece que sería inmodesto de mi parte decir que el libro Un cementerio que agoniza aporta algo a la historia de Cuba. Tampoco lo pretende. Semejante juicio lo dejo a los lectores. En todo caso y desde mi humilde opinión, lo que el libro hace es proyectar luz sobre oscuros u olvidados trechos de esa historia nuestra que muchos creemos conocer tan bien. Uno de tantos ejemplos sacados a relucir en esas páginas es que el pueblo cubano (siendo Cuba colonia española) sufragó varias veces la hechura de un monumento-sepulcro para resguardar los restos del Almirante genovés y a la vuelta de los años lo único que quedó en La Habana fue un cementerio nombrado Cristóbal Colón y una plaza vacía en céntrico lugar dentro del vasto camposanto. Mientras, el malhadado a la vez que fastuoso conjunto escultórico fue regresado a España e instalado en la catedral de Sevilla con las supuestas o reales cenizas del descubridor del Nuevo Mundo para los europeos. Hoy puede verse allí. En otro orden de cosas, lo que sí me atrevo a afirmar es que ese libro (en coautoría con la Licenciada en Arte Magaly Cabrales) sugiere varias líneas de investigación. Una de ellas y muy interesante es la evolución y hasta la probable muerte del cementerio como institución humana a dos mil años de creado.

Valeria , ¿estás ahí? Háblanos de tu libro Animales nocturnos, que es tu carta de presentación en este evento mundial de la literatura.

[Voz de Valeria, dulce y segura]  Animales nocturnos se gestó hace varios años, cuando vivía en Venezuela. Nació con la generación de vampiros modernos de cualidades, si se quiere humanas, pasando de ser villanos a héroes malditos o, mejor dicho, antihéroes; monstruos embellecidos gracias al romanticismo. La historia se nutre del folclore y de las leyendas antiguas, porque era imprescindible conservar algunas de las raíces originales del vampiro antiguo para combinar sus características con la nueva imagen que se ha creado de él hasta el momento gracias al cine y a otras manifestaciones artísticas; era importante conservar el trasunto del mito, pero al mismo tiempo contribuir a la reinvención del mismo. Porque, insisto, no tiene nada que ver la imagen del vampiro tradicional con la del vampiro moderno de hoy día.

Asimismo, se imbuye de la literatura gótica y moderna, haciendo un homenaje a escritores como Sheridan Le Fanu o Anne Rice, por nombrar a algunos; sin olvidar, por supuesto, a Drácula de Bram Stocker, como un importante referente que siempre permanecerá en el inconsciente colectivo, en la memoria de todos nosotros.

En Animales nocturnos los vampiros, a pesar de ser personajes oscuros y siniestros, son cercanos, diferenciados entre sí por las mismas oposiciones que ha habido y que hay en cualquier sociedad humana a lo largo de la historia hasta nuestros días. Están descritos y representados como cualquier persona con la cual se pudiera convivir, eso sí, en un lugar geográfico imaginario donde, en cualquier momento, puede romperse esa delgada línea de cohabitación

Valeria y Rodolfo, quiero que hablen y se desborden en sus particulares expectativas personales como escritores en esta participación de sus obras en la Feria Internacional del Libro de Miami.

[Voz de Rodolfo] De todo hay en cuanto a expectativas dentro de mí. Viajo a Miami, a esa feria, como los niños pequeños, entusiasmado y con más ilusiones de las que puedo albergar. Mi interés es enfrentarme a personas que me aporten ideas nuevas y me ayuden a renovar el contenido en esta caja negra que es mi cabeza, cuyo mecanismo de trabajo se está anquilosando por la ausencia de la necesaria lucha de contrarios, precisamente de la que padezco donde vivo, aunque al final casi que lo prefiera por la gran seguridad personal y social unido al máximo bienestar. Vaya, que se añora lo que no se posee. Otro de mis objetivos es procurar que las innumerables informaciones contenidas en Un cementerio que agoniza se difundan para que sean conocidas. Naturalmente, deseo que el libro se venda pero no es lo que más me interesa, sino encontrar personas tan curiosas e inquietas como yo para intercambiar sobre muchos de los aspectos contenidos en esas páginas y en muchas otras que deseo encontrar y traerme a Berlín a mi regreso.

Valeria ¿ Que nos traes en tu corazón? ¿Nuevos proyectos literarios? 

[Voz de Valeria] ¡Por supuesto! Siempre hay historias para contar y que no puedo dejar aparcadas dentro de mi cabeza. Tengo muchos cuentos y microrrelatos que están ya listos y que esperan el momento para salir a la luz. Actualmente estoy trabajando en una novela fantástica de corte juvenil. Me gusta abarcar distintas temáticas y distintos géneros porque las posibilidades son ilimitadas y hace que el oficio de escritor sea mucho más mágico y enriquecedor de lo que ya es.

Rodolfo, ¿y los tuyos? ¿Tus nuevos proyectos literarios?

[Voz de Rodolfo] ¿Cómo decir sin decir? ¿Cómo mostrar las barajas que poseo sin que realmente enseñe los naipes? Lo primero es que me ha costado años y trabajo largar la dura costra venida conmigo de Cuba y de un tiempo a esta parte estoy concretando varios proyectos casi al mismo tiempo, algunos más ambiciosos que otros. Uno de ellos y ya concluido es una novela testimonial sobre mis dos gatos de casi veintiún años de edad, a quienes tomo de pretexto para hablar sobre la vida de mi familia en Cuba y Alemania y el fuerte choque social, cultural y ambiental de todos nosotros, incluyendo esos dos gatos tropicales y caribeños llegados casi como en paracaídas a una Europa fría y calculada. Otros proyectos ya hechos realidad sufren la obligatoria “cura de la gaveta” y puede que dentro de algún tiempo los relea y no los encuentre tan buenos como cuando los escribí. Muchos otros viven únicamente en mi imaginación y creo que necesitaría varias vidas y el talento que no tengo para sacarlos a la pantalla del ordenador.

Valeria, entre todos tus libros ya en la luz, algunos premiados, ¿qué lugar ocupa en tu corazón este que ha publicado nuestra Editorial Voces de Hoy?

[Voz de Valeria] Definitivamente, este libro, Animales nocturnos, ocupa un lugar muy importante en mi corazón porque en él puse todo mi ser: mi carne, mi alma, mi sangre, mis esperanzas. Hacerlo me llevó tiempo y esfuerzo. Un esfuerzo que se vio recompensado el día en que tuve el primer ejemplar editado en mis manos También agradezco la labor de Luis Serrano, ilustrador de mi portada, quien trabajó con un apasionamiento arrollador, plasmando exactamente la esencia de los personajes y el ambiente sombrío de la obra.

Rodolfo, Valeria… como periodistas que han sido y son o si continúan ejerciendo en primera línea, quiero sus respuestas a una interrogante acerca de la aseveración del Nobel de Literatura que fuera corresponsal de guerra y también reportero fotográfico, Ernesto Hemingway, quien afirmaba que el periodismo había que dejarlo justo a tiempo para dar paso a la literatura. ¿Está siendo este el caso de ustedes? Quiero conocer sus criterios al respecto de este desafío hemingueyano.

[Voz de Rodolfo] No, no fue el caso. Aunque por los resultados terminó en lo mismo. La decisión de abandonar el periódico y hasta el periodismo venía dándome vueltas aún antes de dedicarme a hacer periodismo. Parece absurdo pero es cierto. La contradicción nació en mí desde mi temprana juventud y desde la perspectiva del lector inquieto que desea saber más de lo que le están diciendo, de leer o pretender leer entre líneas, y ubicarme siempre en la posición del que había escrito y de cómo yo hubiera redactado lo que estaba leyendo para dar más o menos información y hacer que el lector pensara en determinada dirección, con lo que vine a darme cuenta de que ya en el mismo ejercicio de describir un hecho o un objeto y en la misma decisión de utilizar determinadas palabras para plasmar las ideas, provocaba zonas oscuras por omisión y comenzaba una especie de autocensura aunque no lo deseara. Vi así desde muy joven que era imposible decirlo todo aunque pudiera y quisiera. Las normas sociales o éticas o políticas o económicas o periodísticas o de otra índole lo impiden. Empecé haciendo literatura en talleres literarios y terminé asistiendo a la universidad para graduarme en algo cuyo futuro yo mismo ya había visto trunco, por lo menos dentro de mí. Años después, la decisión o el empujón mejor dicho para salir del mecanismo vino a dármelo la zozobra económica y política, a la vez que publicaba par de libros de cuentos a través de la Editorial Letras Cubanas y empezaba a investigar de lleno sobre la Necrópolis Cristóbal Colón, además de acometer otros libros de cuentos aún inéditos y varias novelas inconclusas. Sí, creo que Hemingway tenía razón. Debí haberme ido mucho antes de allí.

Valeria como periodista de primera, ¿coincide usted en este desafío hemingueyano?

[Voz de Valeria] Mi caso fue todo lo contrario: comencé escribiendo ficción desde pequeña. Mi introducción en el mundo del periodismo radiofónico fue posterior a mis estudios de licenciatura. Comencé a desenvolverme en los medios de comunicación cuando me dieron la oportunidad de presentar un proyecto para un programa de radio. Me di cuenta que escribir y construir una realidad para ser narrada a los oyentes no estaba divorciada de la manera de escribir prosa o narrativa.

Siempre ha habido el dilema de si el periodismo es literatura. Para mí no hay una frontera totalmente definida. En ambos casos se trata de escribir parcelas de realidad, fundamentadas en la investigación y en la libertad de expresión; en ambos se cuenta una historia o un acontecimiento.

Tal vez la literatura puede tomarse ciertas licencias que el periodismo no puede hacer, como por ejemplo, la rigurosidad y la veracidad de los hechos. Un buen reportaje de investigación exige un compromiso con la realidad que se cuenta. Si está bien escrito, entonces es literatura. Si no, se convierte en algo vacío.

Tratar de concluir el debate de si el periodismo es literatura o de si se debe abandonar el periodismo para abordar la literatura es como preguntarse qué fue primero: el huevo o la gallina. Hay grandes y excelentes novelistas que también son periodistas, como Gabriel García Márquez, por citar un ejemplo. A cada género se le debe dar el valor que tiene y tomar de uno y de otro para hacer del oficio de escritor un trabajo responsable, digno, hermoso y creativo. Se trata de escribir para contar; escribir a través de una mirada diferente cómo sentimos el mundo que nos rodea y que el lector pueda participar de ello.

Rodolfo, Valeria… finalmente quiero preguntarles a cada uno de ustedes, estimados invitados de Voces de Hoy a la edición número 28 de la Feria Internacional del Libro de Miami, ¿ por qué eligieron a nuestra casa editorial?

[Voz de Rodolfo] Bueno, aquí debo agradecer a mi hermana de las letras y de la misma tierra camagüeyana, la escritora y periodista Margarita Polo, quien me indicara la existencia de la Editorial Voces de Hoy, en Miami. Y lo que vino a corroborar que la autora de Mi amigo Nicolás (sobre el poeta Nicolás Guillén) hubiera hecho una buena elección, fue el magnífico trabajo de edición que le realizaran, el cual vi paso a paso (porque ella me lo iba enviando a Berlín, vía electrónica) y eso fue convenciéndome de pensar muy seriamente en poner mi libro en las experimentadas manos. La decisión final vino con el precio de edición y demás, una indudable ganga comparada con otras editoriales.

(Se escucha con especial emoción esta respuesta de Valeria al referirse a su obra a presentar en esta feria como es su precioso libro Animales Nocturnos)

[Voz de Valeria] La labor de Voces de Hoy estuvo llena de entusiasmo y pasión; se implicaron en ella con la misma ilusión y el mismo amor que yo puse en cada una de sus páginas. Si yo soy la madre de la criatura, ellos son los padrinos; me han brindado además un gran apoyo para poder estar en la Feria Internacional del Libro”.

Anuncios

Programa de Radio Punto y Seguido: entrevista a Valeria Marcon

Programa de Radio que se realiza en Miami. Corte cultural, informativo. Con entrevistas a figuras de las artes, locales e internacionales.

Emisión 12
6 de noviembre de 2011
Tema: La libertad.

Parte 1:

– Debajo del Sombrero: Origen de la canción “Libre” de Nino Bravo. Por Nelson Jiménez Vivero.
– Entre Líneas. Por Pedro Pablo Pérez Santiestaben, con una entrevista a la escritora Valeria Marcon Gamboa, autora del libro “Animales Nocturnos”.

Parte 2:

– Espacio Abierto. Por Raúl García Huerta, con la serie: “Lo que es y no es”. Hoy nos presenta a Dulce María Loynaz.
– Escena Miami. Por: Eddy Díaz Souza. Conclusiones sobre el TEMFest.
– Noticulturales. Por Mercedes Eleine González.

Conducción: Marina Ortiz.
Edición y Dirección: Nelson Jiménez Vivero.

http://www.puntoyseguido.us/escuchar_programa.html

La Editorial Voces de Hoy en la 28va. Feria Internacional del Libro de Miami, 2011

Se aproxima ya la 28va. Feria Internacional del Libro de Miami, que se desarrollará los días 18, 19 y 20 de noviembre, y nuestra casa editorial tendrá como cada año un stand, donde estarán representados más de cuarenta nuevos títulos y sus autores. Es por ello que invitamos al público en general a que nos visite en el Wolfson Campus del Miami-Dade College en el Downtown de la ciudad, específicamente en la Parte “B”, sita…

leer noticia en: http://globedia.com/editorial-voces-hoy-28va-feria-internacional-libro-miami-2011

Valeria Marcon y sus Animales Nocturnos estarán en la 28va Feria Internacional del Libro de Miami.