Mes: octubre 2011

La Hora del Gato: entrevista a la escritora María José Hernández López

En la hora gatuna, promocionamos a la escritora María José Hernández López y su libro “Como abejas que liban en sus colmenas”.

María José nace en Madrid en 1977, crece y va al colegio. En él empiezan a darle
premios por su originalidad al hacer redacciones escolares. En el instituto los
profesores siguen en la misma línea y uno de ellos le pregunta por qué, siendo
tan joven, escribe historias tan insólitas. Siguen premiándola. Cursa estudios
en la Universidad Autónoma de Madrid y se licencia en Filología Hispánica. Hace
un posgrado en traducción y ejerce como correctora de estilo. Retoma su afición
de contar historias…. hasta hoy. Considera la narrativa como una
profesión-diversión donde se encuentra cómoda. En julio de 2010 publica en la
editorial Los Duelistas “Una noche sin estrellas”, su primera novela corta.
Asiste habitualmente a jam sessions de microrrelatos y participa en recitales
poéticos.

¿Qué nos dice la autora acerca de sus microrrelatos?

Cortos, divertidos, melancólicos, delicados, eróticos,
intensos, comprometidos, policíacos, misteriosos, de amor… etc… y una larga
lista  de historias, emociones y
sensaciones que condensan toda su esencia en apenas unas líneas. Los
microrrelatos son eso y mucho, es una forma de contar una historia pero también
una forma de volcar la creatividad y la imaginación haciendo que sus historias
tomen un inesperado giro o una sorprendente vuelta de tuerca.

Como los haikus, estos adquieren una dimensión
minimalista, breve, original y muy precisa. Es una pieza de orfebrería con la
que se va tallando una nueva ficción. Así, los microrrelatos se presentan como
gemas o joyas literarias que contienen en su interior toda una diversidad
temática unidos por un estilo único.

Como abejas que liban en sus colmenas intenta abarcar todo
eso a fin de que el lector disfrute con su lectura, se emocione o reflexione
sobre el mundo que nos rodea. Ya sabemos que la ficción es la ficción pero
cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

Locución, control técnico y producción: Valeria Marcon