Mes: agosto 2010

Animales Nocturnos: Próximamente

Escribir es como subir a la Montaña del Destino con el Anillo Único a cuestas. Una labor que conlleva mucho tiempo; con una gran dosis de paciencia y de voluntad. La diferencia entre Frodo y yo es que, en mi caso, llego a la cima de la montaña después de haber creado algo que me llevó muchos años y que, finalmente, muy pronto verá la luz.
Animales Nocturnos, mi primera novela, pronto será publicada por la Editorial Voces de Hoy (Miami).

“Animales nocturnos es un libro bien escrito, es el libro de una mujer que tiene el dominio del lenguaje, que sabe mover los hilos del suspense en una trama que juega entre los tiempos, sobrevuela los hechos de esta historia entre la oscuridad y la luz con la maestría de la exactitud recurrente de ocasos y amaneceres.

Nos sumerge en cada una de sus páginas en un nuevo cuestionamiento de la especie que somos y del mundo que habitamos, dejándonos como resultado inexcusable, la certeza de las sombras”.

Carmenluisa Pinto (Voces de Hoy)

Luis Serrano (Ilustración de la portada).

La Puerta de la Noche

Yo también crucé el armario de mi habitación muchas veces, pero jamás llegué hasta  Narnia, ni conocí al León o a la Bruja Blanca.  El mundo que visitaba era muy distinto: tenía grandes llanuras de arenas, adornadas con oasis habitados por caravanas de beduinos.  No sabían lo que era la noche, ni habían visto jamás las estrellas o las constelaciones.  Vivían en un día eterno de sol cegador que arrasaba con la vida vegetal.  El agua era un bien muy preciado, pues sólo se conseguía excavando en pozos profundos hasta ríos subterráneos.  Cuando llegué a través del armario, me confundieron con un semidiós.  Tal vez porque llevaba un botellín de agua en la mano y vestía con ropa de lino blanco.  Me condujeron ante el jefe tribal y me pidieron que les concediera el milagro de la noche.

– Ningún problema.  Os traeré a la noche.

Al abandonar la tienda y comenzar a caminar bajo el ardiente sol me dije: “¿Cómo rayos voy a lograrlo?”.  Salí corriendo, con la esperanza de encontrar la puerta de mi armario.  Pero no lo hice.  Hallé otra muy distinta: era negra, con una estrella plateada dibujada en el centro.

– ¡Qué extraño!  ¿Por qué nadie se ha topado con ella?

Cauteloso, me acerqué, cogí el pomo, lo giré y… la abrí.  Cuando la atravesé, una voz potente hizo que mis carnes temblaran como gelatina.

– ¡Cierra la puerta o dejarás escapar a la noche!

– ¡Eso es justamente lo que necesito! -le grité-.

Sin pensarlo dos veces, abrí la puerta de par en par.  De pronto, se alzó un terrible viento y una sombra densa y enorme se abalanzó sobre mí.  Di con mi cuerpo por tierra y un escalofrío recorrió mi espalda.

La noche vagó por cada rincón de aquel mundo, sumiéndolo en el terror.  La gente no sabía qué hacer.  No estaban acostumbrados a la oscuridad.  Como pude, regresé a la tienda del jefe tribal, iluminando mi camino con la débil llama de mi mechero.

– Nos has traído la noche -dijo el jefe-.  Pero no sabemos cómo controlarla.

– A la noche no se le controla -le dije-.  Podéis adaptaros a ella.  Además, no siempre será de noche.  ¡Mirad el horizonte!  Despunta el día.

Dejé aquel mundo que nacía de nuevo y conseguí llegar al mío.

– ¡Ojalá pudiera hacer algo para que volviera a nacer mi mundo!  Pero no está en mis manos.  No puedo hacerlo solo.  Aquí hacen falta las de todos.

Miré a través de mi ventana.  Estaba amaneciendo.

Texto: Valeria Marcon

Todos los derechos reservados

La Sombra, un cortometraje hecho para Notodofilmfest

El 25 de noviembre de 2005 se rodó el cortometraje La Sombra durante  tres días,  en la Escuela de Artes de Vitoria-Gasteiz, un edificio centenario, al que poco hubo que retocar para ambientar en los años 40 del siglo pasado. 

Se contó con la ayuda de los alumnos del Taller de Arte Vídeo, como extras y ayudantes en diferentes áreas del rodaje. Dirigido por Gorka Aguado, con guión de Valeria Marcon e idea original de Iosu Villena, banda sonora de RmsOnce, producido por Polinomio Estudios.

Participamos en el Notodofilmfest’05 , comprimiendo el cortometraje a 3 minutos y medio y 5 Mbytes.