Cómo viajar en el tiempo sin un DeLorean

como viajar en el tiempo sin un DeLorean¿Sabías que es posible viajar en el tiempo sin un DeLorean?  Existe un túnel misterioso, el Túnel de Ogarrio, a través del cual puedes llegar a un lugar donde el tiempo se ha detenido.  ¿Tienes un cosquilleo de curiosidad?  En breve te lo cuento.  ¡Abróchate el cinturón porque vas a tener una aventura paranormal!

Comprendo que te entren ganas de llamar a Marty Mcfly o al doctor Emmet, pero entonces ocurriría una paradoja que traería graves consecuencias y todas las líneas temporales se verían afectadas y tú desaparecerías en mil partículas de energía y el cosmos se vería alterado.  Pero estas paradojas te las explicaré un poco más adelante.

Gracias a H.G. Wells y su libro La máquina del tiempo la gente comenzó a tener curiosidad por los viajes en el tiempo.  El matemático e investigador Ben Tippet duda de que alguien construya una máquina que funcione.  «Si bien es matemáticamente factible, todavía no es posible construir una máquina espacio-temporal porque necesitamos materiales —que llamamos materia exótica— para doblar el espacio-tiempo en estas formas imposibles, pero aún no se han descubierto».

Stephen Hawking habló de tres posibilidades reales de viajar en el tiempo: «uno se relaciona con los agujeros de gusano, la otra con los agujeros negros y finalmente se refiere a viajes cercanos a la velocidad de la luz».

Aquellas personas que creen que viajar en el tiempo es posible tienen una teoría: la percepción del tiempo es una ilusión y, por lo tanto, el pasado, el presente y el futuro existen de manera simultánea.  Con esto hay un pequeño problemilla, porque si los viajes al pasado fueran algo como coser y cantar, existirían unas paradojas muy destructivas que pondrían en peligro a todo el cosmos.  ¿A que da yuyu?

delorean.gif

Paradojas de los viajes en el tiempo

Antes te mencioné a las famosas paradojas.  Pero ¿qué es una paradoja?  Es un razonamiento que parece correcto, pero que contradice una verdad evidente o no tanto.

Te voy a explicar algunas relacionadas con el viaje en el tiempo.

  1. Paradoja del Abuelo: es la más conocida. Un viajero viaja en el tiempo hacia el pasado para matar a sus padres o a su abuelo —como es el caso de la película Terminator—, o para intervenir en su relación —como ocurre en Regreso al futuro—, de manera que nunca nace o su vida se ve alterada para siempre.
  2. Paradoja Suicida: se parece a la anterior. Un viajero viaja al pasado y se mata a sí mismo cuando es un niño.  Bastante absurdo, ya que no se volvería adulto y, por lo tanto, no podría viajar en el tiempo para matarse.
  3. Paradoja de la Flecha: es tan difícil que hay que buscar a un intérprete para que la explique. Imagina a una flecha que se mueve en el espacio y se dirige hacia cualquier instante de tiempo que se encuentre en su trayectoria.  En cada instante en el tiempo la flecha está en una posición determinada y si cada instante es lo suficientemente pequeño, entonces la flecha no tiene tiempo para moverse.  ¿Cómo percibes la flecha?  Como si está en reposo durante ese breve momento.  Esto quiere decir que en los siguientes instantes la flecha permanecerá en reposo, a simple vista, y el movimiento es imposible.  Pero estar en reposo es algo relativo y no puedes juzgar algo observando solo un instante cualquiera.  ¿Qué haces entonces?  Comparas todos los momentos inmediatos.  De esta manera podrás comprobar que la flecha está en otra posición y que lo estará después.  ¡Por lo tanto, la flecha se está moviendo casi de forma imperceptible!
  4. Paradoja de Aquiles y la Tortuga: ¿Recuerdas haber visto el dibujo animado de la liebre y la tortuga? Es algo parecido.  Aquiles, el héroe griego a quien se le conoce como «el de los pies ligeros», hace una carrera contra una tortuga.  Como él es más veloz, le da una ventaja inicial.  Aquiles sale y recorre la distancia que los separa en poco tiempo, pero al llegar allí la tortuga ha avanzado un corto trecho, más lentamente.  El héroe continúa corriendo pero cada vez que llega al punto donde supuestamente estaba la tortuga descubre que ha avanzado un poco más.  La tortuga siempre estará delante de Aquiles.  ¿Parece ilógico verdad?  Se supone que un corredor más veloz alcanzará a uno lento aunque le dé ventaja.
  5. Paradoja de Bootstrap o del bucle casual: Supón que viajas al pasado, a la época de Cervantes, con una copia de El Quijote. Pero resulta que Cervantes no existe.  Tú puedes convertirte en Cervantes porque eres un viajero en el tiempo que ha ido a parar justo en ese momento por casualidad.  La cuestión radica en el origen del libro.  «Un viajero en el tiempo no estaría cambiando la historia, sino creándola al ser portador de la información u objeto, y en consecuencia estos se convierten en los mismos que son enviados atrás en el tiempo.  En esta situación el origen de los elementos no es discernible, no se puede saber de dónde vienen.  Así se crea un bucle casual sin conocerse el origen de todo el proceso».

Paradojas de viajes en el tiempo

Ahora bien, seguramente estarás pensando: «¿Y qué sé yo de teorías científicas?  No me interesan las paradojas temporales.  Si yo lo que quiero es saber si puedo viajar en el tiempo sin un DeLorean?».  Sí, es posible.  No solo tú, sino todo el mundo puede hacerlo.  Pero no de la manera que nos han contado en la literatura o en las películas de ciencia ficción.  Hay formas más sencillas.

Viajar en el tiempo sin un DeLorean por el Túnel de Ogarrio

viajar-en-el-tunel-ogarrio- otherside

Imagen de Viajes Otherside

Una vez escuché hablar del Túnel de Ogarrio a una amiga mexicana.  Me dijo que si quería tener una experiencia de otro mundo debía ir a San Luis de Potosí y dejarme llevar por el Espíritu del Hikuri o Peyote.  Pero lo que más me intrigó fue lo que me dijo después: «Si quieres viajar en el tiempo, retroceder cien años en la historia de la minería en México, tienes que atravesar el Túnel de Ogarrio.  Es el único medio de trasladarte del presente al pasado y llegar a un pueblo que hasta ahora fue considerado un pueblo fantasma».

¡Vaya, vaya!  Entonces viajar en el tiempo sin un DeLorean ni ninguna otra máquina es algo factible.  Solo tienes que encontrar un medio adecuado como un túnel, una cueva o una grieta que te permita cruzar hacia otro lugar con historia, como el caso del pueblo Real Catorce.  Es como si realmente retrocedieras hasta el momento en que fue creado.  ¡Y lo mejor de todo es que no hay riesgo de causar una paradoja!

Real Catorce se convirtió en un pueblo fantasma porque sus habitantes se marcharon y solo quedaron unos pocos para mantener viva la cultura huichol, la artesanía y las costumbres.  Por esta razón, el pueblo con sus casas y calles empedradas se convirtió en un reclamo turístico.  Pero no solo tiene el título de pueblo fantasma por su escasa población.  Existe otro motivo.  ¿Quieres averiguarlo?

La leyenda de El Jergas

el jergas mineroEse camino subterráneo fue construido entre julio de 1897 y 1901, para trasladar unas bombas a las minas.  Se dice que el constructor del túnel fue un español de Ogarrio, Vicente Irízar.  El túnel tiene una extensión de 2,3 kms.  Como se menciona en Revista Aventurero:

«Basta con recorrerlo a pie, para viajar a aquellos años de extracciones por medio de los tiros que se aprecian en los costados, intactos desde finales del siglo XIX.  Sentir el frío, la humedad y el olor nos ambientan el trabajo de los mineros, los cuales llegaban a tener jornadas de hasta 12 horas diarias».

Y es aquí donde entra la Leyenda de El Jergas.  El fantasma que habita las minas.  Cuenta la leyenda que al final de cada jornada los mineros debían salir en parejas y que El Jergas siempre se aparecía al último hombre, vestido como un superintendente de la mina.  El fantasma le pedía entonces que le acompañara de nuevo al interior.  Confundido, el hombre regresaba sin su lámpara de trabajo.

Existen muchos relatos de muchos mineros en diferentes épocas y todos coinciden en un punto: los compañeros volvían para buscar al hombre perdido y por el camino iban encontrando sus objetos personales y de trabajo, hasta que lo hallaban inconsciente o en la boca de un tiro de la mina, o en alguna altura sin escaleras o en caminos muy estrechos nunca transitados, de muy difícil acceso, sobre todo por la ausencia de luz.

Estos hombres siempre decían que en la oscuridad eran cargados y transportados a aquellos lugares, y que luego perdían la noción de la ubicación.  También confirmaban que El Jergas no era malo, aunque su apariencia diera miedo: ropas viejas y sucias, de color oscuro, y botas muy raras; y la lámpara de carburo como distintivo.  Los ayudaba a encontrar ricas vetas de mineral allí donde los dejaba.

Según los habitantes de Real de Catorce, El Jergas es un espíritu de los minerales.  Otras personas aseguran que fue un minero que murió de forma trágica durante su trabajo y que ahora se escucha el sonido de su caballo y que su lámpara es encontrada con frecuencia, encendida en algún punto del Túnel de Ogarrio o en alguna de las minas.

Ahora que has llegado hasta aquí ¿te atreverías a cruzar el túnel y visitar las minas?

Hasta el próximo episodio de Aventuras Paranormales.  Si quieres saber de algún lugar en particular escríbeme a valeriamarcon@yahoo.es y juntos viajaremos en el Tren de lo Paranormal.

Anuncios

Novela de ficción especulativa: la guía definitiva

«La realidad y la literatura son productos del lenguaje. Y el lenguaje, como se sabe, es representación. Por lo tanto, cuando hablamos de literatura y realidad estamos hablando de ficciones».  Laury Leite, escritor mexicano.  Periódico digital El Plural. ¿Literatura de no ficción? Edgar Borges.

novela de ficcion especulativa¿Quieres saber lo que es la ficción especulativa?  Entonces llegaste al lugar indicado.  ¿Te ha pasado alguna vez que estás leyendo algo, incluso una noticia, y te parece que está sacado de alguna novela de terror o de fantasía?  ¿Te has preguntado si quien escribe ha exagerado la realidad o la ha vestido a su gusto, para interpretarla a su manera?  ¿O simplemente has partido de la premisa de: qué pasaría si se creara un bucle espacio temporal en algún lugar del planeta, gracias a los cristales del tiempo?

Con todo esto lo que te quiero demostrar es que los géneros literarios no existen de manera aislada y que la línea que los separa es difusa.  Ni siquiera el género periodístico se libra de esto: se aproxima a la realidad, pero incluso esa realidad es una interpretación de un hecho verídico.  La especulación es utilizada a menudo antes de dar una información veraz, sobre todo cuando no se tienen las pruebas suficientes para esclarecer un hecho.

Y ahora te preguntarás: ¿a qué viene toda esta cháchara si lo que quiero es saber qué es ficción especulativa?  Mi intención es ir por partes, para explicarte lo que es ficción y lo que es la especulación.  También quiero darte una buena dosis de destripamiento de las fronteras entre los géneros literarios, para que veas cómo nació la ficción especulativa.  ¿Qué te parece si me acompañas a descubrir sus características?  Te advierto que será un viaje largo, pero muy estimulante, porque no existe mucha documentación que te lo cuente de forma fresca y sencilla.  ¡Abróchate el cinturón y ponte cómodo: comienza tu viaje en el tren de lo paranormal!

¿Qué es ficción? 

Imagino tu cara en este momento: «¿De verdad que es necesario responder a algo tan simple?  ¡Todo el mundo sabe lo que es ficción!».  A veces hay que empezar por el principio, y de lo general a lo particular.  Si has visitado un museo y has visto cualquier representación pictórica, te habrás dado cuenta de que se trata de una representación que imita o recrea de forma más o menos fidedigna una realidad.  Aquí surge un punto muy interesante: estas pinturas son una imagen ficcional del modelo original o de una realidad establecida.

generos literarios fantasiaLa mímesis, palabra usada desde tiempos de Aristóteles y Platón, no solo es una imitación de la naturaleza con fines estéticos, sino también es la reproducción de las acciones del ser humano en el ámbito literario.  Cuando lees un relato encuentras una representación de lo real, con alguna referencia particular o universal de conceptos que te son familiares.  Es decir, que ves elementos implícitos que conoces por tu bagaje cultural combinados con elementos explícitos que imitan o que hacen referencia al mundo descrito.  Todo aquello que sabes te ayudará a entrar en el juego de la verosimilitud.

¡No desesperes! Aunque suena complicado, tiene su lógica y mucha miga.  Para comprender cómo se construye un mundo de ficción y cómo son las reglas para hacerlo lo más verosímil posible, debes entender que la ficción no es otra cosa que un invento.  ¡Sí, tus ojos no te engañan!  Se narran hechos imaginarios, ni más ni menos.  ¿Ves cómo la ficción está estrechamente ligada a la mímesis?

Según Paul Ricoeur, filósofo francés, la mímesis literaria se divide en tres fases:

  1. La estructuración del texto y la organización y presentación de la trama.
  2. El desarrollo del contenido.
  3. La reconfiguración del material a cargo de los lectores.

En el momento en que lees una historia de ficción aceptas que hay un pacto ficcional en el cual admites sin cuestionar los hechos de la historia, a pesar de la falsedad de sus propuestas.  Pero el juego de la similitud tiene sus normas.  Si te das cuenta, muchos de esos escenarios imaginarios mezclan elementos reales con ficticios de manera coherente.  No todo es válido.  Tiene que haber un sentido.  Los hechos que se cuentan, basados o no en la realidad, deben tener una estructura para que parezcan realistas y coherentes con el universo que se plantea.  ¿Te imaginas a Légolas hablando con un lenguaje vulgar o a Frodo usando palabras en una jerga coloquial y fuera de tono?  ¡Se habría roto el pacto ficcional!  Tolkien cuidó muy bien el universo que creó.  Lo tan hizo verosímil que hasta inventó cuatro idiomas para él.

¡Esto se pone cada vez más interesante!  El autor o la autora tiene en sus manos un reto megagigante, porque escribir ficción no significa que todo sea de índole fantástico.  Allí entran las distintas clasificaciones que han surgido a lo largo de los años: ciencia ficción, novela histórica, novela de caballería, novela negra, novela romántica, etc.

mundos posibles en la ficcion especulativaLa ficción ha evolucionado con el paso del tiempo.  En la Antigüedad, la fabulación estaba al servicio del mito (donde la inteligencia humana dotaba de explicación a aquellos fenómenos sobrenaturales) o de cuestiones biológicas (para proteger la vida mediante la intuición).  Estas funciones terminaron cuando la fabulación se convirtió en un juego libre de la inteligencia creadora.  El problema reside cuando no distingues el discurso ficcional del hecho histórico o real: entonces se convierte en texto literario, como ocurre con la Biblia, por ejemplo.  Estos discursos, por lo tanto, producen un efecto de verosimilitud o sentido de la verdad.

¿Crees que este juego de la representación o de la mímesis está relacionada solo con la imagen ficticia del mundo?  Hay algo más complejo: el propio lenguaje o discurso narrativo usado en una historia representa el lenguaje de un narrador o de unos personajes imaginarios.  ¡Ya visualizo tu expresión de «flipo con esto» y «qué se ha fumado»!  Piensa un poco.  Cuando hablas normalmente, usas un lenguaje coloquial, natural, cercano y realista.  Cuando escribes, eliges bien la forma y el significado de lo que quieres decir puede cambiar dependiendo de cómo utilizas el lenguaje: el uso del lenguaje es distinto, no es convencional, aunque está al servicio del lenguaje natural.

«¡Socorro!  ¡Me bajo del tren!  ¡La curva que viene es peligrosa!», pensarás.  Descuida, aunque tiene tintes muy académicos y ortodoxos, te lo voy a dosificar con píldoras de caramelo, que vas a degustar y tragar con facilidad.  La ficción va más allá del mundo imaginario y de los acontecimientos relatados: el discurso mismo usa un lenguaje imaginario, creado.  Existe el plano del contenido y el plano de la expresión.  El modo en que expresas tus ideas está relacionado con códigos lingüísticos, llamados signos.  Hay numerosos estudios al respecto, entre los cuales puedes encontrar los de Umberto Eco.  Para mí es un gran referente.  Si quieres echarle un vistazo al libro Signo, hazlo, te resultará fascinante.

Lo cierto del caso es que estos signos, compuestos por significante (que sería la unidad de la expresión) y el significado (que sería la unidad del contenido), son la base de la construcción del lenguaje y según la forma en que se construya el discurso, tendrá connotaciones especiales para quien lee y también para quien escribe.  Muchas veces estas connotaciones son culturales.  Si lees la palabra caballo (significante), te vienen a la cabeza imágenes de caballos (significado por referencia, por lo que has aprendido que significa ese signo lingüístico).

creacion de mundos posibles en la ficcion especulativaAhora voy a enlazar todos estos datos que te parecen incoherentes, para que veas su relación.  Los escritores (entre los cuales me incluyo, por supuesto) debemos ahondar en las distintas percepciones de la vida y del lenguaje, descubrir nuevos valores y significados, que sean vehículos de una narrativa capaz de crear y de expresar una nueva interpretación del mundo.  Un mundo en donde ya no hay nada nuevo bajo el sol, donde todo está inventado, y que a su vez permite la renovación.  Las historias que escribimos son metáforas de la vida.  Una narración sólida ofrece, dentro del espectro infinito de la ficción, un equilibrio entre los hechos desnudos y la pura imaginación.  La conclusión aquí es simple: la ficción narra hechos o acontecimientos imaginarios con un lenguaje cargado de connotaciones que la vuelven verosímil.  Todo lo imaginado ocurre, y también lo inimaginado dentro del pacto ficcional.

No existe un único mundo de ficción que toma como modelo al mundo real. Se trata de múltiples mundos de ficción, creados a partir del autor o la autora, que no necesariamente dependen del «real».  Este mundo nace en el momento en que se plasma a través del lenguaje, nace en el momento en que la mente creadora les da la vida.  Te preguntarás cómo nacen estos mundos.  Es un proceso largo y requiere preparación, consiste en diseñar una historia bien contada.  Te recomiendo que leas Heterocósmica: ficción y mundos posibles, de Doležel: realiza un trabajo muy profundo acerca de la construcción de mundos narrativos de ficción.

¡Vamos con nuestro segundo término!  ¿Qué te parece?

¿Qué significa especulación?

mundos posibles genero fantasticoEspecular es algo tan sencillo como plantear hipótesis sin bases reales ni científicas.  ¿Alguna vez te has puesto a pensar en qué pasaría si hubieras hecho tal o cual cosa?  Te pones a divagar en supuestos que te llevan a crear diversas teorías.  Lo que se conoce como especulativo se refiere a una unidad que encierra las características básicas de este tipo de literatura: la creación, el desarrollo y la transmisión de conceptos abstractos mediante el lenguaje escrito.

Como habrás visto, la característica principal del género especulativo es la reflexión, ya que acepta diversas variantes acerca del pensamiento y de la forma en que se presenta cualquier concepto.  La especulación puede abarcar muchos ámbitos: la religión, la política, la sociología, la ciencia o la propia creación literaria, entre otros.

«Aunque teóricos antiguos como Aristóteles no lo incluyeron en su clasificación de las obras literarias, tenemos que considerar al género especulativo como una de las manifestaciones básicas de la creación lingüística en la civilización occidental (…)». Página web Literatura Europea, la primera historia de la literatura europea en formato digital.

En el género especulativo la finalidad principal es la transmisión de las ideas y el elemento fundamental para dicha transmisión lo proporciona la manera en que se trate el lenguaje a nivel estético.  La preocupación por los aspectos formales en que se presentan las ideas ha dado lugar a obras de gran importancia en la literatura y en la cultura europea.

ficcion especulacion conceptos

Llegados a este punto, y sin más dilación, te presento a…

La ficción especulativa: el concepto que estabas esperando

¿Qué encierra este concepto?  Pues a varios géneros literarios, entre los cuales se encuentran la fantasía, la ciencia ficción, el terror o la ucronía.  ¿Quiere decir entonces que cualquier historia donde haya imaginación narrativa es ficción especulativa?  Si te ciñes a los conceptos que te he dado antes, sí.  Todas las historias donde hay mundos posibles con sus propias reglas, donde hay personajes que luchan contra seres sobrenaturales, donde existen criaturas extrañas que pululan como si nada, en lugares conocidos o donde se plantean premisas acerca del uso de la tecnología y los avances científicos en una determinada sociedad, inventada o no, forman parte de este tipo de literatura.

¿Por qué antes no se hablaba de este género?  ¿Por qué muchas obras no encontraban una clasificación adecuada?  Porque la clasificación comenzó cuando las editoriales y las librerías no sabían dónde colocar las historias de fantasía, ciencia ficción o de terror, que contaban con características comunes y podían convivir juntas en una misma estantería.  La ficción especulativa, como bien has visto, puede rastrearse mucho antes de que existieran estas categorías comerciales.

Spiderman ciencia ficcionComo dice Orson Scott Card, en su muy conocido libro Cómo escribir ciencia ficción y fantasía: «(…) a diferencia de otros géneros (…) no se atiende a ninguna fórmula en particular.  Existen unas pocas, es cierto, pero la mayoría de las historias no las siguen, y las que lo hacen es porque lo que parece ser un modelo es en realidad un arquetipo que ha emergido en cada cultura donde alguna vez se hayan contado historias».

¡Cuánta verdad encierran sus palabras!  ¿Te has dado cuenta de que muchos de los libros que has leído a lo largo de tu vida, contienen mitos y arquetipos de todos los tiempos?  Por esta razón, cuando lees te sientes identificado con la historia y con sus personajes.  La Ilíada, La Odisea o El Señor de los Anillos, incluso las obras de teatro de Shakespeare, manejan temas universales que convierten a sus historias en algo muy poderoso.

Orson Scott Card da una definición muy exacta de lo que es ficción especulativa: encierra todas las historias que ocurren en un escenario opuesto a la realidad conocida.  Aquí está la clave del asunto: los géneros literarios que, por una convención comercial, han tenido que clasificarse para que puedas dar con ellos en una librería o para crear comunidades literarias, están incluidos.

¿Qué engloban estos escenarios especulativos?

  1. Premisas acerca de un futuro que no conoces: las historias futuristas de lo que podría ocurrir.
  2. Premisas acerca de mundos alternativos: las historias que ocurren en un tiempo pasado y que contradicen los acontecimientos históricos que conoces.
  3. Premisas acerca de historias en otros mundos: todas las acciones que transcurren fuera de la Tierra, incluso si no hay personajes humanos en la historia.
  4. Premisas acerca del origen de la vida en el planeta: las historias que ocurren antes de cualquier registro histórico y que plantean secretos ocultos, desvelados en un tiempo actual.
  5. Premisas que contradicen las leyes de la naturaleza: no importa si son leyes reales o inventadas, las historias de fantasía, ciencia ficción, terror, etc., plantean cuestiones en mundos inexistentes, que aún no se conocen o que son conocidos pero donde hay elementos que chocan con lo racional.

Ahora bien, es muy probable que estés pensando: «Sí, está genial todo eso de que en una historia me enfrente a lo extraño y a lo fantástico, ¿pero es un género donde todo vale y me puedo sacar ases de la manga? ¿Los personajes de una historia pueden viajar en el tiempo porque sí o pueden usar la magia para salir de los problemas cada dos por tres?  ¿Los vampiros pueden salir a la luz del día porque usan protector solar?».

literatura fantastica terrorDe ninguna manera vale todo.  ¿Recuerdas lo que has venido leyendo hasta ahora acerca de los conceptos de ficción y mímesis?  Es aquí donde todo encaja.  No solo se trata de representar un mundo ficticio, sino también de usar el lenguaje o los códigos para crear normas que te ayuden a comprender la rareza del mundo al que te enfrentas.  La ciencia ficción, la fantasía o el terror se rigen por convenciones literarias y por reglas para que puedas entrar en el pacto ficcional, para que lo que leas te resulte verosímil.  De lo contrario, podrías rechazar la historia porque es incomprensible, aunque el género sea muy abierto a las experimentaciones y a las innovaciones.

Estas normas o leyes te ubican dentro de la novela y te ponen en antecedentes acerca de lo que te vas a encontrar.  Y es muy importante que se expliquen al principio de la historia y se mantengan de forma coherente hasta el final.  No veas esto como un límite a la creación de mundos, al contrario, es una manera de enriquecerlos y de ir sembrando en el fértil terreno de la ficción especulativa.  Ya te he destripado las fronteras difusas de los géneros que forman parte de la ficción especulativa y te he contado cuáles son las características principales del género.

 La clasificación definitiva

Ha llegado la hora de terminar el viaje, pero antes de que el tren se detenga y a modo de conclusión, quiero que tengas en cuenta que la ficción especulativa encierra tres grandes géneros proyectivos (de universos y de mundos posibles):

  1. La literatura de ciencia ficción (prospectiva, distopía, utopía, ucronía, viajes en el tiempo, ciberpunk, steampunk).
  2. La literatura maravillosa (fantasía, realismo mágico, fantasía heroica, fantasía absurda).
  3. La literatura fantástica (todas las historias de terror, misterio y elementos sobrenaturales o paranormales).

Hobbiton El Senor de los AnillosComo indica Julián Díez en su artículo Propuesta para una nueva clasificación para la ciencia ficción, en la Revista Hélice, esta clasificación final no ha sido hecha al azar.  Tiene implicaciones estéticas diferentes para cada uno, más allá de las digresiones casuísticas o cognitivas, tecnológicas, sociales o filosóficas, relacionadas con el pacto ficcional entre el texto y tú, pues como has visto, cada género cumple con unas cláusulas para que aceptes o no las premisas que se te plantean en cada universo de mundos posibles.

Espero que todo lo que te he explicado en este superpost te sirva para aclarar tus dudas acerca de la novela de ficción especulativa.  Pero si todavía hay cosas en las que quisieras profundizar, te invito a que me escribas a mi correo electrónico valeriamarcon@yahoo.es y me lo comentes.  Estaré encantada de responderte y, si se tercia, plantear las respuestas en otro post.  ¿Qué te parece?

novela ficcion especulativa guia definitiva

¡Te espero en otro viaje en El Tren de lo Paranormal!

Novela paranormal: el concepto definitivo que buscabas

 «Que lo crea o no, me importa bien poco.  Mi abuelo se lo narró a mi padre; mi padre me lo ha referido a mí, y yo te lo cuento ahora, siquiera no sea más que por pasar el rato».

Gustavo Adolfo Bécquer.  Rimas y Leyendas.

¿Te ha pasado que cuando buscas el término Novela Paranormal te saltan en Google tropecientas páginas de Novela Romántica Paranormal?  ¿Es que acaso, antes del boom de este género, no había nada relacionado con historias de fenómenos sobrenaturales?  En este momento acabas de recordar que sí: tu madre, tu padre y tus abuelos te contaban historias y leyendas de fantasmas, de aparecidos o de hadas que vivían en los estanques y arroyos de su pueblo.  Tu cerebro hace click y te vienen a la cabeza las novelas de vampiros y de otras criaturas fantásticas que has leído a lo largo de tu vida.  Pero vayamos por partes, como diría Jack El Destripador.

Leyendas sobrenaturales

Leyendas sobrenaturalesRecuerdo que una noche me encontraba en cama con un horrible catarro.  Por aquel entonces yo tendría unos dieciocho años y, a pesar de los estornudos y de los mocos (¡qué asco, lo sé!), deseaba irme de juerga con mis amigos a pesar de parecer una zombi trasnochada.  Mi mamá entró en mi habitación y me dijo: «¿Por qué no lees algún libro?  Tienes un montón.  ¿Y para qué?  ¿Para que cojan polvo?  No me mires así, que no vas a salir.  Va a llover y te puedes empeorar».

En aquel momento sonó un trueno que hizo temblar las ventanas, el cielo se iluminó con un relámpago y se desprendió con violencia la lluvia de las nubes.  Con un gesto elocuente, mi madre se fue y cerró la puerta tras de sí.  «Es como si hubiera invocado la tormenta con sus poderes mágicos».  Sí, mi madre a veces tenía premoniciones y cuando decretaba cualquier cosa, solía ocurrir.

No existían ni las tablets, ni los Smartphone, e Internet comenzaba su camino con pasos pequeños.  Todavía estaba la era analógica y la era digital parecía lejana, como si fuera algo de ciencia ficción, así que mis distracciones se ceñían a los programas de televisión (no había tantos canales como ahora ni la televisión a la carta con plataformas de televisión digital), a los libros, a los juegos de mesa, a escuchar música y, por supuesto, a salir con mis amistades.

Me levanté de la cama con resignación, me acerqué al mueble y recorrí con la mirada los libros de la estantería.  Los había leído casi todos.  Me fijé en uno en particular que había comprado a los libreros de la universidad, un día en que la profesora habló de los autores del Romanticismo: estaba encuadernado en marrón y tenía letras doradas.  Se titulaba Rimas y leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer.  Apagué la luz principal y encendí la pequeña lámpara de mi mesita de noche para crear un ambiente apropiado.  Regresé al calor de las mantas y me arrellané en ellas, dispuesta a pasar mi catarro de la mejor manera posible.

Rimas y LeyendasComencé a leer La cruz del diablo.  A medida que leía, me iba metiendo más y más dentro de las mantas.  La luz parpadeó junto con otro potente trueno, las gotas de lluvia golpearon las ventanas y las persianas bailaron con el viento.  Miré para todos lados, inquieta.  A lo mejor mi imaginación me estaba jugando una mala pasada, porque de repente me pareció que las sombras se movían en mi habitación, igual que la armadura maldita del señor del Segre.  ¿Alguna vez has sentido indefensión ante una historia y has tenido miedo hasta de cerrar el libro por temor a que salieran sus criaturas sobrenaturales?

Cuando pasé la última página de aquel relato, tuve conciencia del poder de las leyendas misteriosas del tardío Romanticismo del siglo XIX, que delataban un gusto por las tradiciones populares, revestidas de un carácter sobrenatural y hasta místico.  ¿Y qué pensarías si te dijera que el terror a lo desconocido y a lo maravilloso es algo ancestral?  Está en cada rincón y en cada historia donde lo normal da paso a lo paranormal, en cada superstición y en el inicio primitivo de las cosas.

Como diría mi querido Gabriel García Márquez: «El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo».  ¡Allí es donde nace el miedo a los sucesos desconocidos y a lo fantástico!

El concepto definitivo de paranormal que buscabas

Fenómenos paranormalesTe voy a dar algunas claves para que entiendas de qué va todo este asunto de lo paranormal.  Según la RAE: «Dicho de un fenómeno.  Que no puede ser explicado por los conocimientos científicos actuales, y es objeto de estudio de la parasicología».  El prefijo para, que proviene del griego, indica que algo está «al margen de», «junto a» o «contra de».  ¿Qué ocurre cuando antepones el prefijo a otra palabra?  Sugiere que la palabra compuesta no expresa la autenticidad de algo, pero tiene relación.  Como ocurre con las palabras paramédico, paramilitar o paralímpico, por ejemplo.  En pocas palabras, algo paranormal se asemeja a lo normal, pero no lo es.  Todo lo que se aleje de lo cotidiano, de lo habitual, puedes considerarlo como algo sobrenatural.

Si observas con detenimiento en los libros de historia, te darás cuenta de que el concepto ha cambiado a lo largo del tiempo.  En la Antigüedad, los fenómenos extraños tenían su explicación en la mitología, pues no existían las ciencias para aclarar los fenómenos de la naturaleza.  Si caía un rayo, le echaban la culpa al dios del trueno.  Y si las cosechas eran malas durante un año, el problema se lo cargaban a la diosa de la fertilidad.

Las enfermedades mentales eran consideradas como «cosas del diablo» y eran tratadas mediante exorcismos.  Gracias a los avances de la medicina, hoy día son tratadas como patologías.  Como ves, la idea general está relacionada con lo que es racional y tiene una explicación científica (ya sea con bases en la biología, la física o la medicina), y con lo que no.

Es posible que a estas alturas recuerdes ciertas actuaciones fraudulentas de los charlatanes y supersticiosos, que han dañado la imagen de aquellos que estudian de forma seria los fenómenos sobrenaturales.  Cuando ves a una persona vestida con túnica y turbante, frente a una bola de cristal, lo más probable es que te rías y te muestres incrédulo ante cualquier cosa que te diga.  Por este motivo, los investigadores serios recurren a la ciencia para tratar este asunto de manera rigurosa, para que no los acusen de locos.

Bertrand Meheus, un estudioso del folclor, considera que hay mitos arcaicos que se han reactualizado gracias al desarrollo de la tecnología y de la ciencia, pues el sentido de lo sagrado no ha desaparecido.  Al contrario, se transforma y se adapta.  Piensa por un momento en todas las leyendas, mitologías y folclor religiosos de muchas culturas: constituyen todo aquello que no se puede explicar racionalmente y pertenecen al estadio más primitivo del ser humano.  Las tradiciones permanecen en el inconsciente colectivo y aquellos enigmas y rituales mágico-religiosos son vistos, en la actualidad, como fenómenos de lo oculto o de otro mundo (en el que pueden coexistir hadas, duendes, fantasmas, vampiros, ángeles, demonios, extraterrestres y un montón de criaturas más).  De esta manera, se mezclan creencias antiguas y modernas, relacionadas con culturas ancestrales y con los mitos modernos de la era tecnológica y espacial.

Lo paranormal en la literatura

cuentos miedo fantasia¿Sabías que los cuentos de miedo y de fantasía, narrados por nuestros ancestros a la luz de la lumbre, son la base de la literatura paranormal?  Muchos relatos folclóricos provienen de los mitos de los pueblos, que trataban de explicar fenómenos irracionales y que servían como un modo de advertencia, por si te daba por curiosear en lugares prohibidos o para mantener el orden en una sociedad concreta.  Todos los horrores nocturnos, la fantasía, la magia, los miedos de la infancia y el gusto por las emociones fuertes forman parte esencial de la literatura paranormal, que ha evolucionado junto con los mitos y cuentos populares.

En la literatura paranormal se desarrollan muchos elementos que están dentro de la categoría de lo extraño.  Llegados a este punto, te preguntarás, ¿cómo puedes saber en qué género específico está este tipo de literatura, si te encuentras ante un cuento o una novela de fantasía, de terror o de ciencia ficción?  ¿Y si te dijera que no hay fronteras que la delimiten y que puedes hallarla no en un solo género, sino en varios?  Alucinante, ¿verdad?  Todos estos géneros se mueven sobre un mismo terreno y sus elementos no tienen por qué estar reñidos los unos con los otros, sino al contrario, se alimentan.  Por esta razón, puedes leer autores como Edgar Alan Poe, Homero, Lovecraft, Shakespeare, Los Hermanos Grimm, Bram Stoker o Julio Cortázar, por ejemplo, y ver que hay más puntos en común de los que imaginas.

La novela paranormal y sus características

En la novela paranormal las historias de ficción están ubicadas en escenarios donde ocurren fenómenos sobrenaturales a personajes normales, como tú o como yo.  Las criaturas que aparecen en estas historias son, por lo general, aquellas que escapan a nuestro entendimiento y que no tienen nada que ver con el género humano.  Cuando lees este tipo de novelas puedes encontrarte con las siguientes características:

1.      Seres sobrenaturales, mitológicos, tecnológicos o fuerzas invisibles en escenarios reales o conocidos: demonios, ángeles, vampiros, etc., que cohabitan en una ciudad cualquiera, como la tuya, y que son aceptados o no dentro de ese escenario.

2.      Personajes normales en escenarios extraños, donde nada es lo que parece ser: casas encantadas, montañas embrujadas, bosques oscuros, naves espaciales con una inteligencia artificial demoníaca, etc.

3.      Situaciones donde lo irracional, la incertidumbre y el miedo a lo extraño se mezclan en la vida de las personas y las ponen a prueba: todo lo que afecta al orden natural de las cosas y que conduce a un peligro desconocido.  Se rompen las reglas convencionales y te ves atrapado en algo que no comprendes, porque no puedes luchar contra lo que no conoces.  Estás ante un fenómeno inexplicable.

4.      Situaciones donde lo fantástico, inédito o no, se vuelve verosímil y las criaturas que allí aparecen tienen la oportunidad de compartir con personajes normales: como una especie de convencionalismo, en el cual los sucesos misteriosos se resuelven gracias a unas leyes establecidas dentro de la narración.  En este caso, puedes identificar el universo fantástico que te presenta la historia, ya no sientes miedo porque racionalizas los elementos fantásticos y los ves como algo posible dentro de esa realidad.

novela paranormalPara que te quede más claro aún, y como forma de conclusión, muchas veces puedes sentirte más confortable leyendo relatos de pociones mágicas o hechizos que leyendo historias donde los elementos de la realidad cotidiana se presentan sin alteraciones y sin embargo, sabes que no deberían estar allí porque hay algo que no encaja.  Los objetos mágicos, aunque sean extraños, muchas veces tienen una explicación dentro de las historias, mientras que lo otro, representa una contradicción dentro de lo conocido.

En una novela paranormal vas a encontrar a seres humanos en constante tensión debido a los escenarios o a las criaturas sobrenaturales.  Esta tensión es fundamental para que la novela funcione y el conflicto se desarrolle dentro de una historia con fenómenos inexplicables para la mente humana y para la percepción de la realidad.

Espero que todo lo que te he escrito aquí te haya servido para aclarar tus dudas al respecto.  Si quieres que hable de algún otro aspecto relacionado con este tema, escríbeme a mi correo electrónico valeriamarcon@yahoo.es y con mucho gusto te responderé.

¡Te espero!

 

 

Vivir peligrosamente

“Pero si disponemos una sola vida en este mundo, ¿acaso no será lo mejor vivir peligrosamente, arriesgándola por algo, en este caso la escritura, que de veras importe y nos importe?  No se me ocurre ninguna opción mejor”.

Esther Tusquets

Siempre que comienzas algo sientes que caminas en la cuerda floja.  No hay garantías de que llegues a la meta.  Todo conlleva un riesgo.  ¿A que no te imaginas que escribir es un acto peligroso?  ¡No sabes cuánto!  Como diría Edward Bulwer-Lytton, escritor y periodista inglés, la pluma es más poderosa que la espada.

Escribir es un acto peligroso

Photo by Leio McLaren on Unsplash

Cuando sabes manejar el lenguaje de forma afilada, te aseguro que puede hacer mucho daño o mucho bien, depende de cómo las uses.  Las palabras bien escritas pueden llegar a lo profundo de una persona y dejarle marcada.  Por eso es muy importante que todo lo que escribas sea correcto, porque es muy fácil caer en vulgaridades e insultos, algo muy común en esta Era de la rapidez y de la información por la redes sociales.  Pareciera que todo vale, pero no es así.

Escribir bien es un acto de rebeldía.  Es exponerte como eres.  Es un acto muy íntimo contigo mismo.  Te miras y descubres muchas cosas que no sabías que tenías dentro.  Hay infinidad de manuales y de cursos que te indican cómo escribir, cómo programarte para ser un buen escritor, cómo promocionarte… ¡Las fórmulas mágicas para que tu próxima obra sea un bestseller!  ¡Las diez claves para sacar adelante una novela en tres meses!  ¡Todo suena genial y hasta imprimes una agenda del escritor para apuntar todo lo que se te ocurra y planificar las semanas!

Hay que leer, y mucho, para tener un dominio de las letras y tener una cultura general, para poder escribir con propiedad, sin tirar flechas alocadamente.  Cultivar e incentivar el músculo de la imaginación es vital.  Y si lo combinas con lo que hayas aprendido a lo largo de tu vida y de tus experiencias entonces serás capaz de transmitir mensajes poderosos.

Escribir sobre los conocimientos que has adquirido en la vida o sobre ti mismo, es un buen comienzo.  Todo lo que escribes refleja lo que eres, tu ideología y tus creencias.  Nada es neutral si nace de ti.

Photo by Hannah Wei on Unsplash

Photo by Hannah Wei on Unsplashyenda

¡Lánzate a escribir!  Yo quiero vivir peligrosamente como lo hacen mis personajes.  Necesito arriesgarme con cada palabra a llegar tan lejos como sea posible, sin miedo a ser juzgada.  La libertar que siento al escribir no tiene precio.  Y es allí, en la cuerda floja, en el filo de la navaja, donde salen las mejores historias e ideas, porque sabes que si te caes te estrellas contra las rocas.

 

 

Sueños mecánicos: una ficción especulativa

Faca y Hamlet 202 son dos cíborgs mercenarios y cazadores de recompensas, y sus amigos de la infancia son mutantes que una vez fueron humanos.  Juntos buscan La Clave para recuperar la humanidad perdida, restaurar el equilibrio y sanar la Tierra tras la devastación, ocasionada por la guerra entre terrícolas y alienígenas en el año 2125.

El destino les pone en el camino para encontrar La Clave, pero tendrán que afrontar grandes peligros y descubrir que no todos son quienes dicen ser: el amor, la lealtad y la amistad sufrirán duras pruebas que les harán dudar hasta de sus propios sentimientos.

La ciencia ficción es un género que permite especular lógica y racionalmente acerca de posibles futuros, sobre los avances científicos y sociales, y cómo impactan en la sociedad.  No hay nada más atractivo que imaginar espacio-tiempos diferentes a los que conocemos, donde todo es posible.

Con el paso del tiempo, la ciencia ficción ha evolucionado y son muchos los subgéneros que han derivado de él.  Lo cierto del caso, es que el género continúa manteniendo su esencia y sus características.

Permite la creación de escenarios donde son posibles innumerables debates filosóficos, sociales y científicos acerca de la naturaleza Humana y de la sociedad.  También genera dudas y busca respuestas, así como señala los peligros que puedan ocurrir.

Aunque la ciencia ficción no es una rama de la filosofía, plantea preguntas que el Hombre siempre se ha hecho a lo largo de la Historia, y hace reflexionar acerca de la moral y de la ética: ¿Quién soy?  ¿De dónde vengo? ¿Qué futuro le depara a la Humanidad?  ¿Qué problemas traerán los avances científicos?  ¿Cómo serán nuestras sociedades futuras?  ¿Qué ocurrirá con nuestro Planeta?  ¿Hay vida en otros planetas o estamos solos en el Universo?  ¿La inteligencia artificial tendrá conciencia propia y sentimientos?  ¿Las criaturas artificiales que inventemos se volverán contra nosotros?  ¿Se acabarán las guerras o nos exterminaremos finalmente?

La ciencia ficción nunca pasará de moda

Hoy más que nunca, la ciencia ficción se mantiene como uno de los géneros literarios y audiovisuales más potentes.  Hay un auge, un renacimiento y un regusto por las historias que nos llevan a experimentar la vida en otros planetas, a imaginar sociedades distópicas y a pensar acerca de visiones proféticas.  Y hoy más que nunca resulta importante porque nos hace un llamado a la reflexión y pone el dedo en la llaga, allí donde claramente hay un peligro que debemos atender, como el uso indebido de la ciencia y de la tecnología, por ejemplo, o como el entendimiento de ciertos procesos históricos y sociales, y en qué posición se encuentra una cultura respecto a la otra.

Quienes escribieron y siguen escribiendo ciencia ficción de alguna manera han tenido estas visiones y se han anticipado al futuro.  Y esto no significa que estén tocados por una inspiración divina, sino que la ciencia ficción hace posible cualquier cosa, no hay límites reales o imaginarios.  Pero es importante aclarar que los elementos usados para la construcción de estas historias no provienen solo de la imaginación, sino que están sustentadas también en métodos científicos y sugieren modelos o conceptos tecnológicos que muy bien podrían adecuarse en la actualidad.

Por esta razón, el género va más allá de un simple entretenimiento, sino que promueve a la imaginación, la creatividad y al pensamiento filosófico, así como logra condicionar a este último.  Sin duda, la ciencia ficción ha influido en las personas y nos enseña a cómo convivir con un futuro que, en realidad, no es tan lejano como creemos.

Mi pequeño grano de arena

La ciencia ficción es un género que siempre me ha fascinado.  Cualquier cosa es posible y hace pensar en que, en un futuro no muy lejano, todo lo imaginado por el ser humano puede ser real.  Julio Verne, Isaac Asimov y muchos otros fueron visionarios.  Yo, humildemente, quiero rendir tributo a este género literario y a todas aquellas personas que aman las historias de posibles futuros: hecatombes, evolución del género humano en mutantes, entidades virtuales o artificiales, vida alienígena, escenarios apocalípticos, etc.

Las mujeres hemos cobrado fuerza con este género literario porque los personajes femeninos han roto los moldes de los estereotipos gracias a que los escenarios de la ciencia ficción son los apropiados para esto.  Las protagonistas son mujeres fuertes, activas, heroínas capaces de cambiar al mundo, pero a la vez son personajes imperfectos y conscientes de ello.  Y como escritora, he encontrado en la ciencia ficción el arma perfecta para desarrollar todo este potencial, porque además de creadora, soy protagonista en cierta forma, al contar la historia de un personaje femenino.

¿Qué es Sueños mecánicos?

Es una historia de ficción especulativa que ahonda en la esencia de la Naturaleza Humana.  Explora los sentimientos más profundos y los pone en el tablero de juego, y nos hace preguntarnos hasta qué punto el ser humano está perdido y si es posible recuperar la inocencia y los recuerdos.  También plantea la lucha por salvar los últimos vestigios que quedan de la Humanidad: la bondad, la empatía, la sensibilidad y la compasión.  De ahí la importancia de protegerla y preservarla, mucho más que luchar por restablecer el equilibrio ecológico del planeta.  Dentro del universo fantástico de la novela hay un llamado a la reflexión acerca de las consecuencias que pueden acarrear un desastre nuclear y todo el cambio que puede generar a nivel social y científico, así como los brutales cambios en los diferentes ecosistemas del mundo.

Imagen de Luis Serrano

En Sueños mecánicos los ciborgs, mutantes y humanos conviven en una tensa calma que se ve amenazada siempre por la lucha de la supervivencia y por el creciente odio surgido a raíz de una hecatombe nuclear.  El mundo se ha vuelto un lugar extraño y casi inhabitable.  Un nuevo orden social ha crecido e imperan consignas de rabia contra todo lo que recuerda a los tiempos pasados.

Los personajes realizan un largo periplo a través de nueva geografía del nuevo mundo y, al mismo tiempo, hacen un viaje iniciático donde descubren que son capaces de hacer grandes hazañas, que requieren de mucho valor y determinación, y de superar los obstáculos y aprender de sus errores.  Un viaje exterior y un viaje interior.  El verdadero camino que los transforma héroes.

 

 

Si te ha gustado este artículo y quieres descargarte el primer capítulo de Sueños mecánicos, escríbeme a mi correo electrónico valeriamarcon@yahoo.es

 

¡Si tienes un sueño lucha por él y no te rindas! Mira cómo lo hice

“Nunca desistas de un sueño.  Solo trata de ver las señales que te lleven a él”.  (Paulo Coelho)

Hace unos días una buena amiga me dio un consejo muy valioso: vive la vida que quieres vivir.  Estuve mucho rato dándole vueltas a esa frase y llegué a la conclusión de que si quieres realmente algo, si tienes un sueño, debes luchar hasta el infinito y más allá.  Si eres de las personas que todavía siente miedo de dar un paso fuera de la zona de confort, ¡estás de suerte! Porque esta historia te ayudará a saltar esa barrera.  Presta atención.

Cuando era muy niña casi siempre mis juegos eran historias de fantasía.  A mis muñecas les hacía sus libros y revistas, diseñaba las portadas y creaba los contenidos.  Y para finalizar, me ponía a grabar mi propio programa de radio, donde hacía todas las voces y hasta cantaba; incluso me inventaba los cortes de publicidad.  Después, con el paso de los años, comencé a escribir aquellas historias y las plasmé en papel, con la esperanza de que algún día se hicieran realidad.

Pensarás que una aventura arqueológica al estilo Indiana Jones es imposible que se haga real, pero ya vez, casi todo lo que soñamos puede realizarse.  Si no, mira a los grandes creadores, artistas, pensadores e inventores: Isaac Newton, Galileo Galilei, Cristóbal Colón, Leonardo Da Vinci, Nikola Tesla, Stephen Hawking, Marie Curie, Hedy Lamarr, Teresa de Calcuta, y un largo etc.  ¿Qué tenían en común?  Piensa un poco.  ¡Así es!  ¡Tenían una visión, un sueño!  Y por muy difícil que pareciera, no se rindieron. ¡Tú tampoco!  ¡Si tienes un sueño lucha por él y no te rindas!

No dejes que las personas te hundan, la fuerza está en tu interior

Yo seguí escribiendo, a pesar de que la gente me miraba como un bicho raro.  Prefería quedarme en la biblioteca del colegio en vez de ir al recreo a jugar.  ¡Mis compañeros hasta se burlaban de mí!  Pero luego, quisieron hacer lo mismo.  Mira por qué.

Estábamos en el salón de clase.  Yo tendría unos trece años.  Le pedí permiso a la profe para que me dejara leerle a mis compañeros un fragmento de la historia que estaba escribiendo: El enigma de una mirada.  Era una aventura arqueológica.  Comencé con timidez, pero luego me fijé en que mis compañeros dejaban a un lado lo que estaban haciendo y me prestaban atención.  Incluso empezaron a hacerme preguntas.  ¿Te diste cuenta del milagro que ocurrió?  Pasé de ser la chica rara a ser la chica escritora, la que cuenta historias.  Y muchos de mis compañeros y compañeras se iniciaron también en el mundo de la escritura.  ¡Hasta me pedían consejo!  Se animaron a escribir.

Luego, obtuve mi primer reconocimiento: Primer Premio Mención Especial, en el certamen literario del Ministerio de Educación de Venezuela (mi país), con la novela El enigma de una mirada.  Era la única estudiante que participaba por cuenta propia, el resto lo hizo bajo el amparo de sus respectivos colegios.  Fue el comienzo de mi aventura como escritora.

Si quieres saber cómo fue el proceso de escritura de mi primera novela Animales nocturnos, ¡quédate conmigo y sígueme!  Puedes escribirme a mi correo electrónico y te enviaré el primer capítulo para que te lo descargues en PDF.  ¡Anímate!

valeriamarcon@yahoo.es

¿Quién soy? No me acuerdo

Si olvidaras tu vida pasada y solo te quedara el presente, ¿tratarías de recuperar tus recuerdos y averiguar quién eras o seguirías adelante y crearías tus propios recuerdos?

Aquí te dejo un fragmento de Sueños Mecánicos que puedes leer o escuchar, como prefieras.  Espero que lo disfrutes y que luego de entender por qué debes apoyar a los cíborgs, colaborar con la campaña de crowdfunding y ayudarme a publicar mi novela.

«No tengo recuerdos de mi infancia.  Las páginas de mi niñez fueron arrancadas del sistema-memoria de mi ordenador interno.  Tampoco estoy segura de cuánto tiempo permanecí dormida.  Cuando desperté me hallaba en un lugar completamente extraño, sobre una larga y fría mesa, rodeada de aparatos.  Una luz incandescente se clavó como dardos en mis pupilas en el instante en que levanté los párpados.  Con una lentitud exagerada traté en vano de mover la cabeza; un dolor lacerante invadió mi cerebro y lo taladró de forma implacable.  Definitivamente, aún no había llegado el momento de regresar, así que me sumí de nuevo en las brumas del horror y la oscuridad, donde me veía a mí misma como un ser de metal, mitad humano y  mitad máquina.
De pronto, fui arrancada de la pesadilla y la conciencia se abrió camino en forma de una potente descarga de energía.  Con las manos en el pecho, intenté frenar los latidos sonoros de un corazón que bombeaba y retumbaba como un enorme tambor.  Me senté, con los ojos muy abiertos.  Una exclamación se ahogó en mi garganta antes de salir.  A mi alrededor se agitaban sombras que parecían personas.  Lo único humano que conservaban era el brillo en su mirada, la cual tenían clavada en mí, con gesto grave y, a la vez, de alivio.
—¿Quiénes sois?  ¿Qué sois? —mi voz sonaba muy diferente.
—Somos igual que tú.  Somos ahora tu familia —respondió un hombre.
Un fragmento de espejo me devolvió una imagen que me resultaba familiar: un pedazo de mí que todavía era humano.  Tenía toda la apariencia de una mujer completa y bien formada.  ¿Dónde estaba aquella niña que aún me escudriñaba desde el fondo de mis ojos y que creía reconocerme?  ¿Qué pasó para que hubiera crecido hasta convertirme en adulta?  Algunas partes de mi cuerpo eran mecánicas, pero semejaban miembros naturales, recubiertos por una capa que simulaba la piel.  Las partes de mi anatomía que aún continuaban siendo normales, preservaban toda su sensibilidad original.
—Soy yo… pero no lo soy… ¿Qué significa?
—Agradece que estás viva, muchacha.  Es mejor ser un cíborg que un humano muerto.
La percepción de la realidad siempre es dolorosa.  Y puede ser aún más terrible cuando se comprende que todo lo amado ha dejado de existir gracias a la destrucción ocasionada al pulsar un simple interruptor.
—Mi madre, mis amigos… ¿Todo… ha desaparecido?
—No todo.  Estás en La Colonia de Cíborgs.
El hombre que hablaba tenía el cuerpo de metal brillante y una estatura gigantesca.  A pesar de su extraño aspecto, sus rasgos eran atractivos y expresaban emociones.
—Me llamo Toniño.  Aquí estarás segura, al menos por un tiempo»

Y ahora, si quieres, puedes escucharlo, narrado por mí.

1503915340566

<a href=”https://www.ivoox.com/fragmento-suenos-mecanicos-audios-mp3_rf_20669508_1.html&#8221; title=”Fragmento de Sueños Mecánicos”>Ir a descargar</a>