La novela romántica paranormal: orígenes y características

La novela paranormal tiene una gran ventaja: en ella caben muchos temas y pueden combinarse personajes increíbles.  El romance no podía escapar a esta atracción.  La novela romántica paranormal es un subgénero de la novela romántica.  Y yo, particularmente, la inscribo dentro de la ficción especulativa.  Si te fijas bien, encontrarás libros donde vampiros conviven con humanos y mantienen relaciones de ardiente pasión.  Lo mismo ocurre con otras criaturas del submundo, con cambia formas, con entes angelicales o con alienígenas.  Deja que te cuente un poco mi experiencia con la novela romántica.

mi primera vez con la novela romantica

Así estaba yo la primera vez que leí mi primera novela romántica. Imagen tomada de la página web Pijamasurf.

Mi encuentro con la novela romántica

Hace unos cuatro años tuve la oportunidad de asistir al Congreso de Novela Romántica en La Coruña.  Conocí a muchas escritoras con trayectoria y que tenían muchos libros a sus espaldas.  Yo estaba allí como prestada, como una espía sentada en primera línea de fuego, absorbiendo todo lo que decían en las charlas y redescubriendo un género que había leído muy poco.  Y lo que leí me marcó: El amante de lady Chatterley de D.H. Lawrence y Fanny Hill de John Cleland.

¿No te ha pasado que leyendo algún libro que creías prohibido te pones como un tomate y te escondes bajo las sábanas como si estuvieras cometiendo un pecado?  Pues así estaba yo cuando pasaba las páginas de ambos libros.  ¡Yo tenía catorce años y nunca imaginé que se podían escribir esas cosas!  «¡Fuera Satanás, no me tientes más!».  Estuve a punto de rociarme con agua bendita y de llamar a un exorcista.  Me entraron unos calores que nunca había sentido.  ¿Cómo era posible que un libro causara semejantes estragos?  Y te preguntarás cómo llegaron esos libros a mis manos.  ¡Ajá, es que lo cogí a escondidas de la biblioteca de mi tía!  ¡Sí, como lo lees, de mi tía!  Imagínate entonces si hubiera leído al Divino Marqués Sade en aquel momento.  ¡Arde Troya!

La novela romántica ha evolucionado mucho desde entonces.  Pero no voy a darte una cátedra de lo que es la novela romántica o de cómo fueron sus inicios.

Te invito a un viaje por la novela romántica paranormal y a conocer en qué consiste este subgénero.  ¡Abróchate el cinturón porque El Tren de lo Paranormal está a punto de comenzar!

Lectura apasionada autor Ludvik Glazer Naude

De esta manera terminé mi lectura ardiente. Reading passionate (Lectura apasionada) ilustración de Ludvik Glazer-Naudé. Imagen tomada de la página web Bibliolectors Tumblr.

Cómo y cuándo nace la novela romántica paranormal

Si crees que la novela romántica paranormal es literatura solo para adolescentes te equivocas.  Aunque lo que predomina es la historia de amor, va mucho más allá del tópico «un hombre conoce a una mujer y cataplín plum plam», como si de una fórmula matemática se tratase.  En este subgénero hay una base de fantasía, ciencia ficción o terror.  Los personajes de estas historias viven en realidades alternativas o en mundos fantásticos.  Por esta razón, incluyo a la novela romántica paranormal dentro de la ficción especulativa.

Tal vez te suene extraño, pero este subgénero nace y se populariza como una alternativa al romance tradicional que hasta mediados de 1970 imperaba en Estados Unidos en el público femenino.  Pero el origen verdadero se remonta más atrás en el tiempo.  ¿Te suenan Cumbres borrascosas, Drácula, El retrato de Dorian Grey, Carmilla?

La novela gótica romántica es la precursora (finales del siglo XVIII).  No solo inspiraba terror por la incorporación de elementos sobrenaturales y la puesta en escena, sino también tenía un elevado componente erótico y una sobrecarga de emociones.  ¿Quieres algo más cargado de erotismo que el mordisco del vampiro?  Las connotaciones sexuales son explícitas.  Yo diría que los vampiros siempre han sido y serán los mejores representantes de estas historias.  Pero, ¿qué piensas de los licántropos? «Grrr… esas garras, ese sexappeal salvaje, esos aullidos a la luz de la luna».  Ok.  Ya me fui por las ramas, pero ¿no me digas que no es divertido?

hombre lobo true blood

Tengo que admitir que comencé a ver a los hombres lobo con otros ojos. Alcide Herveaux (hombre lobo en la teleserie True Blood). Imagen tomada de la página web Glamour México.

Características de la novela romántica paranormal

Los personajes que aparecen en la novela romántica paranormal tienen muchas otras características: pueden ser criaturas míticas, deidades, ángeles, demonios, seres mágicos o preternaturales.  En las historias de ciencia ficción, no solo ves a la tecnología involucrada, sino también a los viajes espaciales o interdimensionales.

Según Joshua Wimmer en su estudio «Romance Paranormal: Definición, Libros & Autores»,

«Al igual que con otros tipos de literatura romántica, el romance paranormal usualmente implica algún obstáculo para la posible aventura amorosa.  Sin embargo, en lugar de las discrepancias en el pedigrí o la conducta (por ejemplo, Romeo y Julieta), los trabajos en este subgénero a menudo dibujan sus diferencias en líneas mucho más marcadas. Por ejemplo, la heroína y el héroe pueden estar separados por el tiempo, el espacio interestelar o incluso por especies (es decir, humanos y humanoides que viven en el agua).  La emoción del amor prohibido, sin embargo, junto con el triunfo sobre tales obstáculos, es uno de los principales puntos de venta del romance paranormal».

Más allá de los colmillos, los cambia pieles, los íncubos y el resto de ingredientes que hacen de la novela romántica paranormal un suculento subgénero, las historias no son tan simples.  Los conflictos y los temas son diversos y están tratados de una manera nada superflua, con giros narrativos inesperados.  Algunas de las tramas pueden ser densas y oscuras, otras más suaves, divertidas y ligth.  Muchas se entrelazan con la vida cotidiana contemporánea, otras mezclan lo presente con lo pasado, o con lo futuro como las distopías.

eric northman true blood

Bueno, los vampiros siempre me han gustado, pero te confieso que no me importaría dejarme morder por este en particular. Eric Northman (vampiro de la teleserie True Blood). Imagen tomada de Pinterest.

¿Todavía no sabes por qué la novela romántica paranormal gusta tanto y tiene tantos adeptos?  Como diría la escritora Kinsey Holley en su artículo «¿Por qué leemos historias románticas paranormales y por qué las escribo?»:

«Les gusta el mundo de la construcción, las tramas impredecibles, los personajes no restringidos por lo mundano.  Además, les gusta leer acerca de las personas que se enamoran y viven felices después porque, en realidad, ¿a quién no?».

Como ves la atracción hacia lo prohibido y lo oscuro siempre ha existido, y en la actualidad está aún más de moda.  Aquí en España la novela romántica paranormal tiene a autoras muy notables.  Tengo la suerte de conocer a algunas personalmente y de haber leído sus libros.  ¿Quieres saber quiénes son?  Pues esta incógnita te la despejaré en un próximo post.  Tu viaje termina hoy aquí, pero pronto volverás a subirte a bordo de El Tren de lo Paranormal.  ¡Te espero!

brujas novela romantica paranormal

También las brujas son personajes muy atractivos en la novela romántica paranormal. Como Las Brujas Mayfair de Anne Rice.

Anuncios

El problema del mal en El Silmarillion

Quiero celebrar contigo un cumpleaños muy especial.  No todos los días se llega a la edad de 94 años.  Seguramente ya sabrás de quien se trata, pero si todavía no has caído, te lo diré: Christopher Tolkien cumplió años este 21 de noviembre.  Gracias a él, tanto tú como yo, hemos disfrutado del legado literario de su padre.

ChristopherTolkien Sociedad Tolkien org_opt

Christopher Tolkien. Imagen de la web Sociedad Tolkien Org.

Cuando conocí a J.R.R. Tolkien era una adolescente que, en lugar de ir con mis compañeros a la salida de las clases, me quedaba sentada a la sombra del gran árbol que había justo a la entrada del edificio, sacaba El Señor de los Anillos y me ponía a leer.  La mayoría de mis compañeros se me quedaban viendo como si fuera una extraterrestre.  Sí, te confieso que yo era la rara que prefería mil veces vivir una aventura entre las páginas de un libro que irme de juerga.

Esta pasión por Tolkien ha continuado hasta ahora.  Él y yo somos viejos amigos.  Imagino que a ti también te pasa cuando manoseas los libros de tu autor o autora favoritos tantas veces que hasta hablas con ellos y les preguntas por qué hicieron esto o aquello en una escena, o por qué tal personaje hace una acción determinada.

JRR Tolkien imagen de analitica com_opt

J.R.R. Tolkien. Imagen tomada de la web Analitica.

En esta oportunidad quiero que me acompañes en un viaje a través de uno de los libros, en mi particular y humilde opinión, más difíciles de comprender de J.R.R. Tolkien: El Silmarillion.  Lo considero el génesis de su mundo y como tal hay que abordarlo.  Pero no voy a contarte un resumen del libro.  Quiero profundizar en un tema complejo: el problema del mal.  El Silmarillion no es una novela y tampoco un cuento.  Es una recopilación de historias que narra la creación del mundo desde una visión mitológica y cosmogónica, donde se exalta un conflicto que es ancestral en muchas culturas y religiones: el poder de la creación y el deseo de mandar sobre los otros.

Te advierto que todo lo que vas a leer forma parte de una profunda reflexión personal acerca del problema del mal en El Silmarillion y que no pretendo sentar una cátedra al respecto.  ¡Quédate conmigo en este viaje en El Tren de lo Paranormal!

il silmarillion_opt

Il Silmarillion de J.R.R. Tolkien. Esta edición italiana perteneció a mi padre. La encontré escondida entre muchos libros en su biblioteca y lo rescaté. La portada es la más hermosa que he visto.

El principio del mal y la rebelión

A lo largo de la historia de la Humanidad el problema del mal ha sido una fuente inagotable de reflexiones y ha inspirado grandes obras literarias, cinematográficas o musicales.  Muchas personas han caído subyugadas por la atracción hacia el mal, hacia la muerte o hacia la belleza maldita.  Todo aquello que desafía el lado del bien —entendido la mayoría de las veces como obediencia y sumisión—, y todo aquello que contradice a la razón y sus límites son posiciones de vida que hacen amar a la muerte como si fuera una única realidad, bajo angustias y tormentos.  La muerte es una condición de la vida y un fundamento del ser.

La cuestión del principio del mal no ha perdido su vigencia.  Eloy Caballero, en su artículo «El bien y el mal en la obra de J.R.R. Tolkien», señala que «Casi parece que, al igual que Luzbel en el relato cristiano o su émulo Melkor en el tolkieniano, el hombre lleva impresa esa tendencia hacia el mal, ese deseo de grandeza que amenaza permanentemente con devenir en delirio, como algo innato en su interior, como algo inherente al libre albedrío con el que fue creado por el Supremo Hacedor».  El debate de la responsabilidad divina del mal continúa abierto.  ¿Significa que este principio de la creación contiene al bien y al mal, coexistiendo y colaborando en su conjunto?

Respira y cuenta hasta cinco.  Sé que suena catastrofista pero ten en cuenta que el bien y el mal son perfectos y poderosos.  Ambos están en armonía aunque son paradójicos: son opuestos que se atraen y son fuerzas que trabajan juntas.  Es lo que se conoce como coincidencia de los opuestos.

Según Lorenzo Peña, en su libro Coincidencia de los opuestos en Dios, «llamaremos coincidencia de los opuestos a esa misteriosidad de lo divino, a esa posesión simultánea de pares de propiedades mutuamente opuestas en medidas que serían incompatibles si se trata de un ente finito».  Para Mircea Elíade, el gran estudioso de las religiones en las diferentes culturas, la coincidencia de los opuestos «es una de las maneras más arcaicas mediante las que se ha expresado la paradoja de la realidad divina».

Melkor by NeexSethe on DeviantArt_opt

Melkor. Autor Nexx Sethe. Imagen tomada de Deviantart.

Piensa un poco: ¿en algún momento de tu vida has tenido pensamientos de libertad y de rebelión?  ¿Has tenido ansias de sabiduría y de poder, en alguna de sus muchas formas?  ¿Te has visto enarbolando la bandera de tus ideales, y contra viento y marea, la has tratado de imponer?  Los románticos te dirían que es tu parte maldita la que quiere aflorar y que si la sometes y la condenas estarás más cerca de lo que se concibe como «bien».

¿Cómo surge la rebelión?  Es un asunto complejo.  Imagina a la libertad como un juguete poderoso en las manos de un crío.  Y ahora, míralo como un sueño imposible en las manos de una persona adulta.  Limitar al ser, limitar su libertad, ocasiona la rebelión, el odio, la envidia y hasta la traición.  «¡Menudo cóctel explosivo!», pensarás tú.  Quien se rebela muchas veces es repudiado y condenado.  ¿Y si te dijo que dentro de cada ser humano existe el deseo de seguir al bien y de seguir al mal?  Dios y el diablo están en el mismo tablero y están empatados.

La libertad es una puerta abierta a la rebelión y el carácter firme de la regla está vinculado al bien.  Gran parte del sentido de la obra de Tolkien gira en torno al problema del mal y de sus implicaciones en la historia de la Humanidad.  El principio del mal, simbolizado en Melkor y su espíritu de individualidad, es el motivo principal de este post.

El Silmarillion como exponente del problema del mal

«(…) nació un deseo en el corazón de Melkor: entretejer asuntos de su propia imaginación que no se acordaban con el tema de Ilúvatar, porque, intentaba así acrecentar el poder y la gloria de la parte que le había sido asignada».  El Silmarillion.

Esta cita es muy miltoniana.  Me recuerda al momento en el que Lucifer tiene pensamientos individuales al respecto de la creación.  Si has leído El Silmarillion recordarás que Ilúvatar es el Dios creador y que los Ainur, que luego se convierten en los Valar en la tierra, son espíritus inferiores que le ayudan en el equilibrio mediante la gran música.  Son como los ángeles, como los seres olímpicos o como las fuerzas ancestrales de la naturaleza.  Uno de estos Valar, Melkor-Morgoth, se rebela contra la música de Ilúvatar y busca atraer a los elfos y los hombres a su bando, no para servirlos sino para someterlos a su poder.

mapa de beleriand imagen de la web galeon_opt

Mapa de Beleriand, lugar donde ocurren la mayoría de los hechos en El Silmarillion. Imagen tomada de la web Galeon.

«Ilúvatar-Eru es el nombre que Tolkien da a la divinidad creadora de su universo literario y la música es la metáfora que usa para explicar el proceso creativo.  Si algo queda claro en El Silmarillion es que no hay dos principios creadores, sino solo uno: Ilúvatar.  Él es el único que puede crear».  Eloy Caballero: «El bien y el mal en la obra de J.R.R. Tolkien».

Jung, en El hombre y sus símbolos, explica que en toda persona existe el proceso de individuación.  Es un proceso lento e involuntario, que comienza desde el inconsciente hasta que se desarrolla y cobra fuerza, y mediante el ego se hace consciente.  El proceso de individuación se hace real si la persona se da cuenta de él y se familiariza de manera consciente, participando en su desarrollo y cooperando de forma activa con el mismo al tomar decisiones.  Cada persona tiene una tarea única de autorrealización, tiene que hacer algo diferente y que sea únicamente suyo.

«Pero hallándose solo, había empezado a tener pensamientos propios, distintos de los de sus hermanos».  El Silmarillion.

Cuando la personalidad recibe una herida, acompañada del sufrimiento que esta conlleva, el proceso de individuación se hace efectivo de manera drástica.

«Y tú, Melkor, verás que ningún tema puede tocarse que no tenga en mí su fuente más profunda, y que nadie puede alterar la música a mi pesar.  Porque aquel que lo intente probará que es solo mi instrumento para la creación de cosas maravillosas todavía, que él no ha imaginado (…) y llenose Melkor de vergüenza, de la que nació un rencor secreto».  El Silmarillion.

Melkor es una creación de Ilúvatar.  ¿Quiere decir entonces que es responsable del mal?  ¿Lo ha creado?  Si lo piensas detenidamente, Ilúvatar crea a un vástago con mucho poder y sabiduría.  Es lógico que un hijo así quiera desligarse del padre, tener libre albedrío y crear también cosas propias.  Tarde o temprano es algo que tiene que ocurrir.  Melkor comienza su camino en solitario, lleno de amargura, de soberbia y de muchas ganas de protagonismo.  ¿Te suena a la caída en desgracia del diablo?  Si quieres ahondar un poco más en este tema, te recomiendo que eches un vistazo la serie de artículos que escribí relacionados con el diablo. 

Melkor forma parte del conjunto de la creación.  Cuando intenta hacer algo por su cuenta, comprende que no puede porque sus notas musicales son discordantes y ruidosas, y rompen con el equilibrio y con la armonía.  Recuerda que el acto creador de Ilúvatar es a través de la composición de una gran música: él es el director de la orquesta y los demás deben tocar a su compás.  Así que al ver sus intentos frustrados, Melkor comienza a tener sentimientos de rebeldía.

«Y tú, Melkor, descubrirás los pensamientos secretos de tu propia mente y entenderás que son solo una parte del todo y tributarios de su gloria».  El Silmarillion.

¿Qué piensas cuando lees este fragmento de la obra?  Es muy posible que descubras que Melkor, como principio del mal, forma parte del bien.  Ya sé que suena confuso, pero es que si te fijas, nada ocurre sin su opuesto.

Melkor: el problema del mal en El Silmarillion

En Melkor conviven el bien y el mal, lo puro y lo impuro: cualidades básicas del inconsciente y sus contenidos.  Es un ser orgulloso que acepta las consecuencias de su desafío.  En su viaje hacia la independencia y la rebelión descubre la verdad de sus pensamientos ocultos y cambia de nombre.  Al comienzo se llamó Melkor, el que se Alza en Poder, y luego cambia a Morgoth, el Enemigo Oscuro del Mundo.  Es un viaje de iniciación hacia el mal.

Morgoth por Elena Kukanova imagen de Deviantart_opt

Morgoth. Autora Elena Kukanova. Imagen tomada de Deviantart.

Según William Blake el mal es lo activo que nace de la energía que es el cuerpo.  Mientras que la razón es el límite o circunferencia que envuelve a la energía.  Los Ainur, que luego fueron los Valar en la tierra, eran energía pura que lo movía todo.  Es posible que en ellos también habitara el mal, solo que no sintieron esa inclinación y usaron su energía para los propósitos benignos marcados por Ilúvatar.  Es decir, que eran agentes pasivos y subordinados.

A pesar de que Melkor-Morgoth es energía negativa y desea el poder y el sometimiento de las criaturas, te señalo que colabora con la elaboración del Mundo, aunque no quiera ni se dé cuenta de ello.  Forma parte de la creación y todo lo que haga, aunque te parezca raro, está a favor de ella.

La imagen de Melkor, como dije más arriba y lo sostengo, pertenece a la corriente de los románticos.  Ve en la destrucción y en el horror a su obra maestra, bella y perfecta, contradiciendo los cánones de sus hermanos.

Aunque pierde su esplendor primigenio para convertirse en Morgoroth, conserva su alta naturaleza y su arrogancia.  Parecido a Satanás en su figura del ángel caído, posee la característica de rebelde indómito.  Su belleza decae, su esplendor es opacado por su ira, su sed de venganza y melancolía.  Aunque lucha contra el bien, termina favoreciéndolo.  En este caso, creo que el mal es algo productivo al igual que el error.  Y pareciera que Ilúvatar lo sabe, ya que no impide las actuaciones de Melkor-Morgoth, como si existiera una simpatía entre ellos.

Creo que a modo de conclusión puedo decirte que el problema del mal en El Silmarillion tiene una gran connotación moral.  El libre albedrío solo tiene dos caminos: el bien y el mal, el amor y el odio, la luz y la oscuridad.  El amor conduce al equilibrio y a la paz; el miedo conduce al caos, la destrucción y la esclavitud.  Ilúvatar representa lo primero: amor hacia la naturaleza y hacia sus criaturas, la libertad y el equilibrio.  Melkor es el agente del mal que representa a los dictadores, megalómanos y psicópatas, capaces de llevarse todo por delante con tal de satisfacer sus deseos personales y que utiliza el miedo como su herramienta para someter a los demás.

¿Crees que hay alguna similitud con lo que pasa en la realidad?  Y es que la realidad siempre supera a la ficción.  Si te ha gustado este post o si quieres que profundice algo más, escríbeme y lo haré con mucho gusto.  ¡Te espero en otro viaje en El Tren de lo Paranormal!

El problema del mal en El Silmarillion

Una mirada cargada de maldad es el espejo del alma.

Simpatía por el Diablo (parte IV): Asmodeo, demonio rey de los Shedim

Cuando comencé mis investigaciones acerca del diablo y sus nombres, sobre el pacto de Fausto y sobre los Shedim, mi intención siempre fue crear el preámbulo adecuado para hablarte de Asmodeo.  Y además, documentarme para mi próxima novela, que tendrá como personaje principal al rey de los Shedim.

Ahora, sin más dilación, me gustaría presentarte al causante de todos los padecimientos del mundo, según la tradición judía: Asmodeo, demonio rey de los Shedim.  Este formidable demonio se encuentra en el Libro de Tobías, considerado apócrifo por los judíos en la actualidad, ya que no lo incluyen en la Biblia hebrea.  Asmodeo es un demonio que ha tenido mucha fama en el cine y en las series de televisión, como Supernatural o The Shadowhunter Chronicles, por ser el mayor representante de la lujuria y por tener una alta jerarquía dentro del mundo infernal.

Shedim incubo

He Beckons por EJDM (Erika Jane)

Pero más allá de esta tentadora imagen quiero que lo conozcas más a fondo.  Su historia se remonta al judaísmo posterior a la destrucción del segundo Templo.  Abróchate el cinturón porque comienza tu viaje en El Tren de lo Paranormal hacia las profundidades del reino de Asmodeo, el demonio rey de los Shedim.

Asmodeo, demonio rey de los Shedim

Su origen demoníaco es iranio mazdeo que pasó al judaísmo y al cristianismo, durante el dominio Persa sobre el pueblo judía en el siglo VI  a.C.

Según Pepe Capricornio, autor de la monografía Asmodeo el Demonio del camino oscuro, en el Mazdeísmo es un líder demoníaco, subordinado a las órdenes de una entidad maligna llamada Angra Mainyu o Ahriman, considerado como el origen y el principio del mal.  Es el archienemigo de Sraorscha, una divinidad inferior, igual a un ángel, que está al servicio de Ahura Mazdah, el origen y el principio del bien.

Asmodeo tiene la misión de «llenar de rabia e ira los corazones de los hombres originando caos en la tierra, incitando que los seres humanos renuncien al camino del bien y que el sendero que estos deban seguir sea el del mal, funge como guía en el camino hacia la oscuridad y la perdición».

Según la tradición judía, es en el Libro de Tobías donde aparece la primera mención a Asmodeo, que representa el deseo carnal.  El demonio se encaprichó de Sara, hija de Raquel, y no permitía que la joven consumara el matrimonio con los hombres que se casó, ya que los mataba antes de que pudieran hacerlo.  Sara era viuda siete veces y por esta razón una de las esclavas de su padre la insultó y la acusó de causar la muerte a sus siete maridos.  Por esta razón, la joven estuvo a punto de ahorcarse, pero se lo pensó mejor antes de causar una gran vergüenza y una gran pena a su padre con su suicidio, y decidió rezar para que el Señor le quitara la vida.

Pero la cosa no ocurrió como Sara esperaba.  Dios tenía otros planes para ella: el arcángel Rafael la ayudó a contraer matrimonio con Tobías, hijo de Tobit, librándola de Asmodeo gracias a un truco muy efectivo que le enseñó a su esposo.  Tobías cogió un pez, le arrancó las entrañas y el corazón, y los puso en un brasero.  Asmodeo no soporta los vapores que desprenden las entrañas a la brasa y pone pies en polvorosa hacia Egipto.  El arcángel Rafael lo persigue y lo hace prisionero.

Como podrás apreciar, Asmodeo es un demonio que representa a la lujuria, uno de los Siete Pecados Capitales y que disfruta atormentando a los hombres, conduciéndolos por el mal camino.  Se dice que fue el segundo esposo de Lilith, primera mujer de Adán.

boris vallejo

Imagen de Boris Vallejo

Asmodeo en la Ars Goetia y el Testamento de Salomón

Pero aquí no termina el asunto.  Asmodeo aparece también en la Ars Goetia, la primera parte del famoso grimorio de Salomón, La Llave de Salomón.  Esta primera parte contiene información acerca de los setenta y dos demonios que Salomón invocó y encerró en una vasija de bronce, sellada con símbolos mágicos, y que obligó a trabajar para él en la construcción del Templo.  En este texto, Salomón realiza una jerarquía de los demonios: les dio rango y título de nobleza a cada uno, así como un sello o signo al que debían lealtad.

En el Testamento de Salomón aparece como un demonio altanero y furioso frente al propio rey Salomón, quien lo invocó para conocer su nombre, sus debilidades y sus poderes.  Durante el extenso interrogatorio que no copiaré aquí, Asmodeo le revela que es hijo de un ángel y de una mujer humana, está relacionado con la constelación de la Osa Mayor, predijo la caída del rey Salomón y nombró al arcángel Rafael como su enemigo, al mismo tiempo que le contó que temía al olor que despedían las entrañas de cierto pez al ser quemado.

Se le describe como una criatura terrible, con cola de serpiente, pies de ganso y que vomita fuego por la boca.  Tiene un dragón infernal como montura y porta una lanza como estandarte. Está a las órdenes de Amaymon y gobierna sobre setenta y dos legiones de demonios.  Lleva sobre su pecho un sello o pentáculo que le identifica.  Es el trigésimo segundo demonio en el listado propuesto en este grimorio, un rey del infierno fuerte y poderoso.

ASMODEO blog sombras en el pasillo_opt

Asmodeo. Imagen del blog Sombras en el Pasillo

Para invocar a Asmodeo, si te atreves a hacerlo junto con el exorcista de turno, debes estar de pie todo el tiempo y estar con la cabeza descubierta, de lo contrario Amaymon te engañará y no te dejará invocarlo.  En cuanto el exorcista lo vea, deberá preguntarle: ¿eres tú Asmoday?  Y no podrá negarse a responder, ni tampoco podrá negarse a entregar el Anillo de las Virtudes.

En otras cosas, para que veas que este shed no es uno cualquiera, es maestro en aritmética, astronomía, geometría y todas las artes manuales que te puedas imaginar.  Además, es capaz de mostrarte dónde se ocultan los mayores tesoros del mundo.  Responde a todas las preguntas de manera completa y puede otorgarte el poder para ser invencible.

En su Dictionnaire Infernal, Collin Plancy lo describe de la siguiente manera: «superintendente de casas de juego: siembra la disipación y el error: enseña las artes mecánicas y a hacerse invisible. Tiene tres cabezas: una parecida a un toro, la segunda de hombre y la última de cordero; cola de serpiente, patas de ganso y aliento inflamado.  Monta un dragón y ondea estandarte y lanza.  Ordena setenta y dos legiones».

Asmodeo en el Malleun Maleficarum o el Martillo de los brujos

Según Pepe Capricornio, es el libro más famoso sobre brujería: «fue escrito en el 1486 por dos monjes dominicos Heinrich Kramer y Jacobus Sprenger. En ese libro Asmodeo, se le asocia primordialmente al apetito carnal y la fornicación, su nombre significa “Criatura del juicio”, pues debido a este tipo de pecado se ejecutó un terrible juicio sobre Sodoma y las otras cuatro ciudades».

Asmodeo, conocido en los bajos fondos como el demonio de la fornicación, también es llamado Aeshma (persa antiguo), Aeshma Daeva, Ashmadia, Ashmedai (hebreo), Asmodaios (griego), Asmoday, Asmodée (francés), Asmodee, Asmodei, Asmodeios, Asmodeo (español, de una declinación latina), Asmodeius, Asmodeo (del latín, como se le conoce en la mayoría de las traducciones del libro de Tobías), Asmodi, Chammaday, Chashmodai, Sidonay, Sydonai.

«¡Uff, madre mía!  ¡Este tío tiene más nombres que una lista de la compra de mi abuela!», pensarás.  Así son las jerarquías y los nombres infernales.  Algo como los nombres de Danaerys Targaryen en Juego de Tronos.

Asmodeo en su trono

Dark Demogorgon por Rua Ji de la página web Artlords

¿Te gustaría saber cuáles son los cometidos de este rey de los shedim?

Pues, nada más y nada menos que evitar las relaciones sexuales entre marido y mujer, arruinar nuevos matrimonios y hacer que los maridos cometieran adulterio, sin poder saciar nunca el deseo por más que fueran cada noche con una mujer diferente.  Además de todo esto, es también uno de los demonios principales implicados en los casos de posesión.  Y para más colmo, se siente atraído por las hermosas jóvenes virginales.  Su poder es mucho más fuerte en noviembre, aunque otros estudiosos afirman que su signo zodiacal es Acuario y que se presenta el 30 de enero y el 8 de febrero.  A veces se lo describe como un compañero muy agradable y carismático, que puede resultar muy atractivo, pero en el fondo es una fachada para esconder su lujuria desmedida.

Asmodeo es mentor de grandes pensadores y eruditos de la historia.  Así que no te extrañes si descubres que una de esas grandes personalidades, tan admiradas y estudiadas, ha recibido la notoriedad gracias a las buenas obras de nuestro querido shed.  También es capaz de otorgar el poder de leer el pensamiento de otras personas.

A estas alturas, estarás pensando que es buena idea invocarlo.  ¿Por qué no convertirte en alguien que destaque dentro del mundo de la política?  ¡Eso sí que es algo demoníaco!  O tal vez, ser alguien muy poderoso en el ámbito de la cultura o del deporte.  O que la gente te adore como a un dios pagano en cuanto sales a cantar a un escenario.  Todo eso y mucho más puede ser tuyo con solo invocar a Asmodeo.  Pero, ¿y si no sale como esperas?  No todos tienen la suerte de que funcione, como le funcionó a Salomón.  ¿Quieres saber cómo el rey Salomón lo dominó y lo obligó a construir el Templo?

De cómo Asmodeo, demonio rey de los Shedim, fue obligado a contar el secreto del Shamir

demonio asmodeo

Según Manuel S., autor del artículo «El Shamir, el pectoral del Sumo Sacerdote y el Templo de rey Salomón de acuerdo al Talmud», del blog Logia de Instrucción, Las leyendas hebreas hablan de la inmensa sabiduría de Salomón.  Era incluso más sabio que cualquier sabio conocido en aquella época.  Se dice que podía hablar con animales y plantas, con ángeles y demonios, y que podía realizar exorcismos.  Las gentes venían desde muy lejos a escucharle hablar.

Dentro de estas leyendas, está la de la construcción del Templo.  Dios desafió su sabiduría cuando le pidió construirlo de tal manera, que no tuviera que utilizar herramientas de hierro para cortar ni para alisar, ni tampoco para trasladarlas ni acoplar las grandes piedra ya talladas.  ¿Te imaginas?  ¡Menudo reto le puso!  ¿Cómo podría hacer aquello sin utensilios para cortar o tallar?  La Torá prohibía el uso de este tipo de herramientas, pero Salomón estaba seguro de que había alguna otra forma de lograrlo, ya que Dios no ponía obstáculo que no pudieran ser superados.

Después de consultarlo con la almohada —es algo que seguramente tú también harías y yo, me atiborraría de chocolate para poder pensar mejor—, Salomón convocó a todos los sabios de su reino y les preguntó si sabían el secreto.  Entonces, saltó un viejo mago instruido en las antiguas tradiciones y dijo: «¡Yoooo!  Yo lo sé!».  Y le contó que el sexto día de la creación, entre muchas cosas que hizo, Dios creó una piedra maravillosa del tamaño de un grano de cebada, tan fuerte que podía cortar la piedra más dura del mundo: el Shamir.  Esta pequeña piedra era capaz de cortar las piedras para el templo en silencio.  El Shamir también es conocido como «el gusano que corta las piedras, Shamir el Dragón, el Poder de la Serpiente, la Voluntad de Dios que actúa sobre la piedra más dura del mundo».

Pero los sabios no sabían dónde encontrar el Shamir.  Salomón volvió a consultar, esta vez a un shed masculino y otro femenino que tenía bajo su dominio, y coincidieron en que Asmodeo, rey de los Shedim, era el indicado para darle tal información.  Para encontrarlo, le dieron la siguiente dirección:

«Vive en lo profundo de una cisterna de agua pura, en lo alto de una montaña.  Cada mañana, antes de ir al cielo a escuchar los decretos de Sanedín Superior, cubre el manantial con una enorme piedra y lo sella.  El rey de todos los demonios acostumbra a beber del agua pura, ya que es para él una actividad placentera.  Al regresar de su viaje, siempre mira para comprobar que el sello está intacto».

 De cómo Asmodeo fue capturado y esclavizado por Salomón

Asmodeo encadenado

Imagen de Alexander Beresnevich

Salomón ordenó a su general y mano derecha Benayah —cuyo nombre significa Hijo de Dios—, que capturara a Asmodeo.  En el libro Bíblico Histórico, Alfred Edersheim cuenta que para hacerlo, Benayah fue armado con una cadena y el sello de Salomón con el Nombre Inefable.  Al llegar a la cisterna, la llenó de vino, una bebida que Asmodeo aborrecía.  Cuando el shed llegó y vio que no había agua, se resistió a beber, pero era tanta su sed que no pudo abstenerse de saciarla y se emborrachó.  Así fue como Benayah le puso el sello, atado con una cadena, alrededor de su cuello y lo apresó.

No voy a entrar en las historias y las versiones acerca de la localización del Shamir, revelada por Asmodeo, y de cómo Benayah la obtuvo.  Lo que sí voy a contarte es cómo el rey de los Shedim fue esclavizado y cómo se liberó.

Cuando Salomón invocó a Asmodeo, este apareció muy furioso y altanero.  Y le aseguró que su reino sería destruido y su reinado, pasajero.  Su tiranía sobre los otros shedim sería breve.  Ellos volverían a moverse con libertad entre los humanos, quienes los honrarían como a dioses, sin llegar a conocer, como mortales que eran, los verdaderos nombres de los ángeles que gobiernan sobre ellos.

Tras estas declaraciones, Salomón no dudó ni un momento en encadenarlo y azotarlo hasta que revelara su verdadera identidad y sus intenciones, como bien menciono al comienzo de este post.  Luego, sentenció «Como vive el Dios de mis padres, te entregaré hierro para que te cubras con él. Pero tú deberás formar la arcilla para construir el Templo entero, pisoteándola con tus propios pies».  Ordenó que el shedim llenara diez tinajas con agua y lo obligó a cumplir con su trabajo.  Para frustrar cualquier intento de escapar, colgó en un platillo con brasas ardiendo las entrañas de un pez y el hedor lo mantuvo así prisionero y contuvo su terrible fuerza maligna.

En el artículo «Los mitos y el simbolismo del antiguo y sagrado Sello de Salomón», del blog Ancient Origins en español, «Una vez finalizada la construcción del Templo, Salomón ya tenía a todos los demonios prisioneros dentro de botellas.  Se dice que estas botellas fueron enterradas bajo el propio Templo, que los demonios habían ayudado a construir.  En una de las versiones de la historia, estos demonios fueron liberados cuando Nabucodonosor conquistó Jerusalén.  Al ser destruido el Templo, los babilonios encontraron las botellas que Salomón había enterrado.  Pensando que contendrían oro, los soldados babilonios abrieron las botellas, permitiendo que los demonios vagaran de nuevo libremente por todo el mundo».

Otra leyenda cuenta que Salomón le preguntó a Asmodeo cómo era posible que un demonio tan poderoso como él pudiera ser encadenado como un simple mortal.  Asmodeo, que era muy astuto, le pidió que le quitara las cadenas que llevaban el nombre de Dios y que le prestara el anillo protector con su sello, para demostrarle su poder.  El rey accedió y cuando Asmodeo se vio libre y con el anillo protector, cogió a Salomón y volaron a cuatrocientos kilómetros de Jerusalén, donde lo abandonó.  Asmodeo asumió la forma de Salomón y reinó en su lugar durante varios años.  Tras muchas aventuras, Salomón regresó tras recobrar su anillo del estómago de un pez, y fue reconocido por el Sanedrín.  Asmodeo desplegó sus alas y huyó a su propio reino infernal al contemplar el anillo.

Ahora deja que te cuente un secreto.  Asmodeo está sentado en su trono y espera el momento oportuno para regresar y cumplir con lo que le dijo a Salomón: él y sus shedim gobernarán en el mundo de los humanos y serán venerados como dioses.  ¿Cuándo será eso?  Tal vez más pronto de lo que imaginas.  Tal vez, ya están entre nosotros, influyendo en nuestro comportamiento y en nuestros pensamientos.  Te aconsejo que tengas los ojos y los sentidos muy abiertos.  Hasta aquí mi homenaje al diablo en todas sus vertientes como personaje importante de mis anteriores post: el diablo y sus nombres, el pacto con el diablo y sus consecuencias, y ¿qué son los shedim?  Te espero en un próximo viaje en El Tren de lo Paranormal.

ficha tecnica Asmodeo

Simpatía por el Diablo (parte III): ¿qué son los Shedim?

“I can’t escape.  Only a devil like you could make me sin like I do, I’ve got a weakness I am a fool, For a devil, For a devil like you, For a devil like you”.

Devil like you by Gareth Dunlop

Esta estrofa de la canción arriba citada pertenece a la banda sonora de la teleserie Lucifer.  Y es que no te haces idea de lo mucho que al diablo le gustas.  Es capaz de buscarte hasta debajo de las piedras si cree que tienes potencial para hacer el mal y es capaz de hacer que te sientas muy a gusto.  En este post vas a descubrir que hay demonios como los shedim que se aprovechan de tus debilidades y que crecen gracias a tu ayuda.  ¿No lo crees?  Te invito a que subas al Tren de lo Paranormal y lo veas por ti mismo.  Yo seré tu guía en este viaje y descubrirás qué son los shedim y cómo actúan.

lucifer teleserie imagen de virginmediastorecom

Imagen de la teleserie Lucifer (virginmediastore.com)

¿Qué son los Shedim de la tradición judía?

Hace poco vi una película producida por Alex de la Iglesia y dirigida por Paul Urkijo Alijo que me sorprendió: Errementari: el herrero y el diablo.  Está basada en cuento tradicional vasco, Patxi Errementaria.  Te recomiendo que veas la película.  Tiene todos los elementos de una buena historia de horror gótico, mezclados con una buena dosis de fantasía, conceptos del mundo medieval, tormentos infernales y toda una gama de demonios dispuestos a llevarse tu alma.  En la introducción de la película se habla del famoso pacto con el diablo y de cómo el infierno siempre gana, aunque intentes escabullirte y no cumplir con lo pactado.

Esta gama de demonios es extensa y no solo están presentes en el cristianismo, como te he venido mostrando en los post anteriores.  En esta ocasión me centraré en la tradición judía.  El Antiguo Testamento traducido del griego o Septuaginta (como se conoce a la Biblia griega usada por los judíos en el mundo antiguo) delimitó una zona geográfica terrestre para todo lo demoníaco: desde Oriente Medio, pasando por Babilonia (la sede central de las potencias infernales) y la región de Edom, al sur de Judea y del Mar Muerto.

errementari

Errementari: el herrero y el diablo. Imagen tomada de hobbyconsolas.com

Tipología de los demonios según Rabi Shlomo Yitzjaki o Rashi

Hubo un erudito judío llamado Rashi que «está considerado como el más excelso comentarista de la Biblia y el Talmud, uno de los más grandes eruditos y legisladores en materia de ley judía así como un experto en lengua hebrea», según la Shalomhaverim.org.  Vivió en el medioevo en Francia, estableció una tipología para los demonios y esclareció un poco más qué son los shedim.

  1. Los Sedhim, con forma humana.
  2. Los Ruhin, demonios errantes, y
  3. Los Lilin, demonios con aspecto humano, pero provistos con alas.

Rashi asegura que una pareja de cada shedim se salvó del diluvio en el arca de Noé.

En su manifestación más colectiva, como son descritos en el artículo «Demonios en la Cábala», de pressreader.com, los demonios son designados como seirim —los peludos, parecidos a los sátiros—, o bien shedim —falsos dioses o ídolos—.  Bajo su forma personal se les invoca por sus nombres propios: Lilith, Asmodeo, Azazel y un largo etcétera.

En el Talmud se dice que los demonios son espíritus malvados que no poseen un cuerpo, pues fueron creados de manera incompleta.  La Cábala explica que estos demonios no pueden reproducirse y por este motivo buscan mujeres humanas para tener progenie: los banim shovavim o los hijos malvados.  También dice la Cábala que los shedim son demonios que engañan las mentes de los hombres y que habitan en lugares abandonados o destruidos.  Fueron creados el sexto día, antes de que entrara el Shabat, pero no se crearon sus cuerpos.  El objetivo de su creación fue generar sufrimiento y castigar a aquellos que se alejan del camino de la verdad.

En Mateo 12:24 hay una referencia a los demonios judíos (shedim) y al príncipe de los demonios (sar shedim), que algunos identifican con Satán y otros lo identifican con otro demonio que no es Satán.

shedim un ser inacabado

The Dragon (autor: Kipine). Imagen tomada de Deviantart.

Los Shedim según Alfred Edersheim

Hasta aquí es posible que los shedim te parezcan algo insulso pero te aseguro que no es así.  Alfred Edersheim en su libro Bíblico Histórico señala  con más detalles qué son los shedim e indica que tienen otro origen y también otro aspecto.

Según Edersheim, estos demonios pasan por un proceso de transformación en el curso de cuatro veces siete años: vampiros, cardos y espinos.  Como una especie de parábola de la caída del Hombre. Otra idea que plantea es que los shedim «brotan de la columna vertebral de aquellos que no se inclinan para adorar».

También explica que, aunque pueden tener forma humana pueden asumir cualquier otra forma.  Dependiendo de la manera en que sean conjurados, pueden aparecer con defectos.  «Pero era consolador saber que los Shedim no podían crear o producir nada; ni tenían poder sobre lo que había sido contado, medido, atado o sellado; podían ser vencidos por el Nombre inefable; y podían ser expulsados por medio del uso de ciertas fórmulas, que, cuando eran escritas y llevadas, servían de amuletos».

Su número es tan grande que es mejor no imaginarlo, pues los shedim se encuentran en muchas partes.  Pueden ordenarse por espíritus femeninos, gobernados por su reina Lilith, y espíritus masculinos, liderados por su rey Asmodeo.

Edersheim clasifica y ordena a estos demonios de otra forma:

  1. Espíritus perjudicadores: Ruchim y Mazziqin.
  2. Ángeles dañinos: Malakhey y Chabbalah.

Luego, los ordena en cuatro clases:

  1. Espíritus matutinos: Tsaphriré.
  2. Espíritus del mediodía: Tiharé.
  3. Espíritus de la tarde: Telané.
  4. Espíritus nocturnos: Lilin.

Te daré un dato interesante sobre el que volveré más adelante: Salomón tenía control sobre ellos, que hasta bailaban cuando lo mandaba.  ¿A que es flipante?

shedim imcompleto

Los Shedim según José F. Durán Velasco

El estudio realizado por Durán Velasco, en su libro Tratado de Demonología De Prometeo a Malak Tâwûs, de Ahrimán a Iblîs, es uno de los más completos que encontré en cuanto a la explicación de qué son los shedim.  Como recordarás, hago mención de esta obra en un post anterior.

Según Durán Velasco, el origen etimológico de la palabra shedim proviene del hebreo y significa «violentos» o «virulentos», debido a sus grandes poderes sobrenaturales y a su carácter hostil y peligroso para con los seres humanos.  También en la Cábala se les denomina duendes, demonios o espíritus.  Son entes invisibles, malignos e inteligentes.

Acerca del origen de los shedim, concuerda con la Cábala en que fueron creados incompletos: Dios no los terminó porque era el sexto día y todo trabajo se consideraba completado en día sábado.  ¡Menuda faena les hizo a estas criaturas que debían ser similares a los humanos!

Son pues Almas Desencarnadas, como las llama el Maestro de la Cábala Jazan Isaac, en el Centro de Estudios Ivra Kadisha, en los escritos de Ari Zal.  Otro término interesante es el de Hijos de la Najash o descendientes de serpientes como la que sale en el Génesis.  Y por último están los Zera Levatala, hijos de Adán y Eva por separado mientras estuvieron cada uno por su lado durante los 130 años de la transgresión.

A pesar de ser criaturas incompletas los shedim poseen características intermedias entre los ángeles y los seres humanos: con poderes superiores a los humanos pero inferiores en cuanto a dignidad en la creación.

Durán Velasco explica que el Talmud les otorga seis características a los shedim:

  1. Tienen alas.
  2. Pueden volar.
  3. Poseen conocimientos de realidades metafísicas.
  4. Comen y beben.
  5. Se reproducen y se multiplican.
  6. Mueren.

Debido a estas características generales se dice que tienen tres en común con los humanos (comer y beber, aparearse y procrear, y ser mortales) y otras tres con los ángeles (tener alas, volar por todas partes y saber el futuro).

Este conocimiento que poseen es porque vuelan y se enteran de las cosas que ocurren en el cielo.  Son unos chismosos de primera categoría, ya que husmean en los secretos celestiales: lo que Dios revela a sus ángeles sobre el futuro.

Los shedim son capaces de vivir en cualquier lugar del mundo gracias a su naturaleza y a su capacidad de desplazarse.  Pero no comen o beben como los humanos, sino que se alimentan del aroma de la comida y no de ella, y beben de la humedad de las bebidas.  «¡Qué aburridos!  ¿Pero estos shedim son en realidad demonios?  No parecen muy terribles», pensarás tú.  Más adelante te darás cuenta de cuán peligrosos pueden ser y de que no conviene estar cerca de ellos.

Maimónides, médico, rabino y teólogo judía de al-Ándalus, asegura que los shedim son imperceptibles por los humanos, pero que pueden ser percibidos en estados alterados de la conciencia.

Hay otras interpretaciones más modernas donde se ve a los shedim como criaturas de otras dimensiones del universo, capaces de contactar con los seres humanos, algo bastante infrecuente y peligroso.

shedim golem de piedra

Los Shedim según el Rabi Iehoshúa ben Ioséf de Natzrát

El blog del Rabi Iehoshúa ben Ioséf de Natzrát explica otra visión muy diferente de lo que te he venido contando hasta ahora acerca de qué son los shedim.  Y en mi humilde opinión es mucho más terrible, porque es el propio ser humano quien activa sus poderes.  Pero vamos con calma, que vienen curvas.

Este hombre dice que las religiones transfieren los conceptos hebreos a sus propias creencias.  Y pone varios ejemplos: la palabra «enviado» en hebreo toma la connotación de ángel en otras escrituras; en el ejército griego, un «evangelio» era un soldado que llevaba las buenas o las malas noticias; de igual modo, la palabra santo viene de la palabra «especial» en hebreo.  Como ves, las palabras y conceptos tomados del hebreo fueron desvirtuados según las creencias religiosas o mitológicas de cada lugar.  De esta manera, al alejarse de la verdadera realidad, son malinterpretadas de las definiciones dadas en hebreo.

Bien, te preguntarás qué tiene que ver todo esto con los shedim.  Sencillo: la palabra hebrea plural shedim proviene de «poder».  Shed significa «poder destructivo».  Y vas a encontrar esta definición en la Toráh, que son los cinco libros con las enseñanzas de Dios o YHVY (son las siglas del nombre en hebreo Yod Hei Vav Hei).  En la Toráh se explica que los shedim son poderes destructivos que se activan cuando el hombre actúa con malicia.  Por este motivo hay muchísimos shedim capaces de destruir la cordura del ser humano y enfermarlo.

Con esto puedes inferir que existe una ley de causa y efecto: si actúas mal, la consecuencia es la aparición de los shedim: se genera una gran destrucción de la persona y de todo lo que le rodea.  «¿Quiere decir que si se activan muchos shedim la Humanidad está en peligro y puede ser destruida?», te preguntarás.  La respuesta es sí.  Y cuando un shed se apodera de un ser humano, le roba la voluntad y la conciencia.  ¡No te asustes ni tampoco vayas a hablar con el maquinista del tren para que dé media vuelta!  Aún nos queda llegar hasta Asmodeo, demonio rey de los shedim.  El Tren de lo Paranormal es como el Orient Express: un tren de larga distancia, con todas las comodidades que quieras.  Nuestra última estación todavía está un poco lejos, así que te invito a que te des una vuelta por los vagones, a lo mejor te encuentras con alguien interesante.

Hasta aquí te he explicado lo más a fondo posible todo lo relacionado con los shedim, como un aperitivo para el próximo post dedicado a Asmodeo, demonio rey de los Shedim.

simpatia por el diablo parte III que son los shedim resumen_opt

Simpatía por el diablo (parte II): el pacto con el diablo y sus consecuencias

«De vez en cuando me gusta ver al Viejo y me guardo de indisponerme y romper con Él. Es muy generoso que un señor tan grande tenga la bondad de hablar incluso con el diablo».

Fausto. Goethe

Mientras escribo este post se me vienen a la cabeza montones de historias y de canciones relacionadas con el pacto con el diablo y sus consecuencias.  Y aunque te parezca increíble, hay una canción de Los Mojinos Escozíos que cuenta el pacto satánico que hace un chico para triunfar en el mundo de la música.  ¡Sí, como lo lees!  ¿Y sabes cómo se le presenta el diablo?  En forma de mánager musical que viene a tentarlo.  La letra de esta canción no tiene desperdicio.  La simpatía por el diablo que muchos músicos han sentido se debe a la sensación de libertad que produce la música; el lenguaje musical es mucho más antiguo que cualquier medio de comunicación y tiene una gran carga de ritualidad en las culturas ancestrales.

Luego me puse a pensar en la gran cantidad de músicos famosos y de cantantes que hicieron un supuesto pacto con el diablo: desde violinistas consagrados como Niccoló Paganini y Giuseppe Tartani, pasando por el abuelo del rock Robert Johnson hasta cantantes como Janis Joplin, Jimmy Hendricks, Kurt Kobain o Amy Winehouse, y grupos de black metal.

niccolo paganini_opt

Imagen del blog En Clave de Niños

La historia también está plagada de estos famosos «pactos fáusticos» realizados por hombres y mujeres que te helarían la sangre, como Gilles De Rais, un psicópata de la aristocracia de la Francia medieval, o la condesa sangrienta, Isabel Báthory, por citar algunos.

Si repasas un poco la literatura te darás cuenta de que muchos personajes han caído en la tentación de pactar con el diablo.  Y es aquí donde voy a centrar mi atención.  ¿Recuerdas que en el post Simpatía por el diablo (parte I): el diablo y sus nombres te dije que Mefistófeles merecía una atención especial?  ¡El pacto con el diablo más famoso de la literatura es el que hizo Fausto!

Prepárate para continuar tu viaje por el infierno.  No te preocupes si Mefistófeles intenta embaucarte.  Yo estaré aquí para evitar que contraigas una deuda eterna o que firmes cualquier contrato.  Porque existen varias maneras de realizar el pacto con el diablo y todas tienen consecuencias.

El mito fáustico: el pacto con el diablo más famoso de la literatura

Fauto Goethe_opt

Imagen del blog El Hurgador (el arte en la red) ilustraciones de August von Kreling

Si te fijas bien, el tema fáustico ha sido tomado por diferentes autores a lo largo de la historia.  El tema en común en todos es cómo lograr el conocimiento a través de un pacto con el diablo.  Según el profesor Carlos Alberto Matheus López en su artículo «Del mito fáustico al liber Belial: el demonio en la literatura, el derecho y el arbitraje», para la revista Anamorphosis, el texto original se titula Volksbuchvom D. Johan Fausten, de autor anónimo, publicado en Frankfurt en 1587 y sienta las bases para la estructura que siguieron autores como Marlow, Von Chamiso, Cazotte, Goethe, Wilde, Lesing o Man.

Matheus López explica que la estructura gira sobre cinco elementos claves: «1º Caracterización de Fausto basada en la insatisfacción; 2º Pacto con el diablo; 3º Frutos del pacto, que se materializan en preguntas al diablo, viaje y aventuras, demostraciones de magia, satisfacciones sexuales; y 5º Muerte de Fausto, precedida de lamentaciones antes del momento final».

Pero son Marlow, Goethe y Man quienes ponen a Mefistófeles como el gran embaucador, incluso como un héroe que hace una apuesta con Dios para ver quién de los dos se lleva el alma de Fausto.

A Mefistófeles se le considera algo más que una mera representación del mal.  Él no ataca, así que no creas que su estilo es como el de la película El Exorcista.  Nada que ver.  Él es encantador, seductor, convence de forma atractiva y sutil para que actúes contra las leyes divinas.  Es un juego que le divierte.  Imagina que es un diplomático en toda regla: bien vestido y perfumado.  ¡Bingo!  ¿Recuerdas la película Pactar con el diablo?  Al Pacino estaba fantástico en el papel del diablo.

Ahora, me gustaría que reflexionaras en esto: ¿Y si Dios y el Diablo son colaboradores en el conjunto?  ¿Si ambos trabajan juntos para obtener lo que quieren?  Mircea Elíade habla de la coincidencia de los opuestos: Mefistófeles no atenta contra Dios sino contra los hombres, al luchar contra el bien, le favorece porque, en el caso de Fausto, al final, es redimido gracias a sus buenas acciones.  Por lo tanto, Mefistófeles es un colaborador de Dios.  La figura de este demonio atenta de manera más directa al hombre moderno que ya no cree en casi nada y que solo busca satisfacer sus deseos.

El pacto con el diablo y sus consecuencias en la literatura

el diablo y el pacto_opt

El tema del comercio con el alma se puede hacer de muchas maneras.  Mefistófeles es un negociador nato al que no le gusta perder y utiliza una manera muy especial de pactar, donde siempre intervienen dos factores importantes: el libre albedrío (o la autonomía de voluntad) y el pacto o contrato, que es lo más parecido a un negocio.  «A ver, esto me produce un poco de yuyu.  ¿Significa que Mefistófeles negocia con las almas como si fuera un abogado?», pensarás.  Así es.  No es un mal tipo, en serio, él solo hace su trabajo como mediador entre las fuerzas malignas y el pactante.  Los pactos tienen fecha de caducidad, aunque hay otros que son toda la vida.  Dependiendo de lo que quieras, claro.  Si por ejemplo, deseas mucha sabiduría y juventud eterna, pues la cosa se complica.  Nuestro querido Mefistófeles ansía tu alma inmortal y hará cualquier cosa para obtenerla, sin importar las consecuencias.

¿Cuáles son los motivos para pactar con el diablo?  Como bien te he explicado antes, el ansia por el conocimiento es el principal.  También hay pactos ligados a los pecados capitales: las bajas pasiones están unidas al deseo de la inmortalidad y de la juventud eterna.  Si no, ¿cómo crees que se pueden afrontar todas las pasiones vitales cuando la vejez amenaza con mermar con tus capacidades?

¿Qué clases de pactos existen?  Antes de meternos en este asunto, quiero explicarte que estos pactos fáusticos son contratos firmados con la sangre de quien pacta.  Y este negocio se realiza gracias al libre albedrío.  Es decir, que de manera voluntaria le entregas tu alma a Mefistófeles con la esperanza de ver cumplidos tus sueños.  ¡Un gran negocio!  Sobre todo, para él.

Matheus López dice que «Este pacto diabólico, en tanto acuerdo llevado cabo en ejercicio del libre albedrío, no es sino un contrato – con una específica forma ad solemnitatem – producto de la autonomía de voluntad, o, lo que es lo mismo, el pacto es equivalente a un contrato, y el libre albedrío a la autonomía de voluntad».  Y también añade que es posible que acuda a arbitraje para zanjar las controversias de estos pactos, para que se le conceda el derecho de tomar el cuerpo y el alma de los condenados en el juicio final.

Tipos de pactos en la literatura

mefistofeles

Según Manuel Romero Martínez, en su trabajo Análisis de los pactos con el demonio en la literatura universal, existen cuatro tipos de pactos.

1º El Pacto Directo: el pacto con el diablo que todos conocemos (Fausto).  El diablo convence al personaje de que le entregue su alma, a cambio de algo.

2º El Pacto Indirecto: cuando el personaje hace un pacto sin enterarse de que lo ha hecho.  «¡Menudo negocio!», pensarás tú.  Así le pasó al hermoso Dorian Grey.  Pactó con el diablo sin saberlo cuando deseó que su retrato fuera el que envejeciera, mientras él se mantenía joven para siempre.  Dorian sufre un cambio drástico de carácter en cuanto ocurre el pacto.

3º El Pacto Inverso: el diablo se pone de parte del personaje.  Aquí el personaje se puede salvar o hace que el diablo se asocie con él.  Como en el caso de El diablo cojuelo, de Luis Vélez de Guevara, por ejemplo.

4º El Pacto del Condenado: cuando el personaje que pacta está ya condenado por sus pecados e irá derecho al infierno.  El personaje no tiene nada que perder y hace una apuesta o se alía con él.  Como por ejemplo en Nunca apuestes tu cabeza al demonio, de Edgar Allan Poe o La cruz del diablo, de Bécquer.

Las consecuencias de pactar con el diablo son siempre las mismas: la pérdida del alma por haber ido en contra de las leyes que rigen el orden natural del hombre.  Como ves, a menos que ocurra un milagro, si pactas con el diablo irás derecho a uno de los anillos infernales de Dante.

Y este es el final de la segunda parte del post Simpatía por el diablo, dedicado en esta ocasión a la figura del diablo y el pacto en la literatura.  En la tercera entrega hablaré de qué son los shedim y en la cuarta, hablaré del rey de los shedim, un demonio poderoso que terminó siendo esclavo de Salomón.  ¡Te espero!

simpatía por el diablo el pacto con Mefistofeles_opt

 

Simpatía por el diablo (parte I): el diablo y sus nombres

«Please allow me to introduce myself, I’m a man of wealth and taste.  I’ve been around for a long, long year Stole many a man’s soul to waste.  And I was ‘round when Jesus Christ had his moment of doubt and pain.  Made damn sure that Pilate washed his hands and sealed his fate».

Sympathy for the devil.  Rolling Stones

diablo con cuernos_optSeguramente has escuchado Simpatía por el diablo de los Rolling Stones y te has preguntado cómo sería conocer al diablo en persona.  ¿Te imaginas que llegara ante ti y te diera su tarjeta de presentación?  ¿Qué harías si te invitara a pasar el rato con él?  Lo cierto del caso es que la figura del diablo está asociada a muchos conceptos y a muchas culturas, y definirlo como un ente maligno que te acecha para tentarte, sería limitarlo demasiado.  Trataré de hacerle una radiografía lo más completa posible y buscar su acta de nacimiento en los anales de la historia.  Este tema da para mucho y por eso este post tendrá cuatro partes: 1) el diablo y sus nombres; 2) el pacto con el diablo en la literatura y el pacto llevado a cabo por personajes reales de la historia; 3) ¿qué son los shedim?; y 4) Asmodeo, demonio rey de los Shedim.

Acompáñame en esta primera parte del viaje a los confines del inframundo para conocer al diablo y sus diversos nombres.  No temas.  Sígueme de cerca y no te perderás en sus dominios.

Acta de nacimiento del diablo

¿Dónde crees que nació el diablo?  ¿Cómo fue su aparición en el mundo?  ¿Es realmente tan malo como lo pintan?  Si rastreas su pista te darás cuenta de que su presencia está ligada a los textos sagrados y a la literatura.  Está en todas partes y aparece en todas y cada una de las diferentes culturas.  La aparición de figuras demoníacas data desde el comienzo mismo de la Humanidad y las imágenes y conceptos han cambiado según el contexto: desde la religión politeísta mesopotámica, pasando por el monoteísmo, el dualismo, el judaísmo clásico, el cristianismo, el islam o el yazidismo, así como otras religiones fuera de Oriente Medio y otras partes del mundo como la germánica, la china, la japonesa, las amerindias o de la india.  Todas ellas tienen sus propios demonios o diablos.

Si te interesa un estudio profundo sobre cómo es tratada la figura del diablo en diversas culturas de Oriente Medio, te recomiendo que busques el Tratado de Demonología De Prometeo a Malak Tâwûs, de Ahrimán a Iblîs, del autor José F. Durán Velasco o, si lo prefieres Historia del Diablo de Alfonso M. di Nola, que incluye las culturas de Mesoamérica y otras poblaciones primitivas.  Yo me centraré en el diablo más conocido, con sus diversos nombres, a partir del medioevo, donde su figura se convierte en algo muy real a nivel moral y global, y cobra dimensiones obsesivas para el ser humano.

diablo de piedra_optPara entender al diablo hace falta que pienses en el concepto del Mal.  «¡Pero qué me dices!  Es obvio que el mal es lo contrario del bien», pensarás como lo hizo Santo Tomás.  Pero desde épocas remotas el Hombre ha necesitado ponerle rostro y nombre al mal, y se consideró que el diablo y el mal eran sinónimos.  Y no todos los nombres que se le ha dado sin iguales: Lucifer no es lo mismo que Satanás o Mefistófeles, por ejemplo.  El cristianismo especifica que hay muchos demonios al servicio del Diablo, que es uno solo.  Además, el mal tiene muchas caras y cambia igual que las costumbres.  Esta es una cuestión que no ayuda mucho a aclarar el asunto.  Bertrand Rusell dice que el concepto del demonio ha tenido cuatro formas fundamentales: 1) un principio independiente de Dios; 2) un aspecto de Dios; 3) un ser creado, un ángel caído; 4) un símbolo de la maldad humana.

El diablo y sus nombres

¿Con qué nombres se conoce entonces al diablo?  El significado etimológico de la palabra diablo proviene del griego diábolos (calumniador), en tanto que demonio tiene su origen en daimónion (espíritu maligno).  Como verás, el nombre está relacionado con varios conceptos.

Satán y Samael: ángeles tentadores

Este personaje también es conocido como Satán, que en hebreo significa adversario, y que no tiene nada que ver con la imagen de ángel rebelde, sino más bien como de un ángel que cumple una función específica por Dios: ángel tentador y embaucador, que pone a prueba a los seres humanos.  Como Samael o veneno de Dios en la tradición rabínica, príncipe de los demonios conocido como ángel de la muerte, destructor y seductor, que tentó a Eva en el Jardín del Paraíso.  Si te das cuenta, aunque son maléficos no dejan de ser ángeles al servicio de Dios.  Imagino tu cara al leer esto: «¿Que son ángeles que cumplen las órdenes de Dios?  ¿Qué me quieres decir?  ¿Que el mal forma parte de la creación divina?».  Pues algo así, desde la óptica del judaísmo posterior a la destrucción del segundo Templo.

diablo angel caido_optSatanás: ángel caído

Satán cambia a Satanás, según la tradición judeocristiana.  Fue creado por Dios como un ángel bueno que se distanció de él al rebelarse; se convirtió en el jefe del infierno y de los demonios que cayeron con él desde el cielo.  El nombre de Satanás lo encontrarás de manera más mayoritaria en el Nuevo Testamento, como un adversario de connotación más negativa que en el hebreo original.  Y como dato interesante, el nombre apareció durante mucho tiempo escrito con minúscula, como si fuera un nombre común.  Más tarde, según cuenta Massimo Centini en El Ángel caído, Satanás pasó a ser un nombre propio «bien identificado en el terreno antropológico, quizá en relación con una distinción más clara, en la conciencia de Israel, entre el bien y el mal».  En el formidable poema El Paraíso perdido, John Milton narra de forma maravillosa la caída en desgracia de Satanás y de sus seguidores, te recomiendo su lectura.

Lucifer y Belcebú: príncipes y jueces del infierno

Otro nombre que seguramente habrás escuchado es Lucifer, que proviene del latín lux (luz) y ferre (llevar), y es confundido en muchas ocasiones con el rey del infierno en Asia y Europa.  También es considerado como el juez del infierno, según algunos demonólogos.  Belcebú (Baalzebul, Beelzebuth, Beelzabud, Beelzeboul, Belzebú) es otra denominación que tal vez te suene y que significa «el señor de las moscas».  Deriva de una antigua divinidad de Canaán, Baal, que significa príncipe y es cuyo nombre corresponde a «señor» o «dueño».  También al significado del «dios de las moscas» o «señor del estercolero».  Hay muchas interpretaciones de esta figura, tantas que hasta Dante lo sitúa en lo profundo del infierno.  Milton lo describe como uno de los querubines caídos del cielo y Collin De Plancy, autor del Diccionario infernal, lo señala como «Príncipe de los demonios según las divinas escrituras: primero por poder y por delitos después de Satanás».  Este último insiste en que cada cual lo pinta como quiere y que muchos estudiosos lo consideran el soberano de las tinieblas.

Belial: ángel creado después de Lucifer

Pero esto aún no termina.  Y aunque te parezca que el certificado de nacimiento del diablo es demasiado largo y confuso, no te inquietes porque haré que lo comprendas de la mejor manera posible.  Recuerda que soy tu guía por el inframundo y no te dejaré caer en ninguna tentación.  A menos, claro, que decidas tomar el camino de la rebelión, como hicieron los ángeles caídos.  El siguiente nombre en la lista es Belial, del hebreo beliyá (sin valor).  Collin De Plancy indica que fue uno de los primeros ángeles caídos del cielo y que es un rey del infierno, creado después de Lucifer.  Este dato también es confirmado en un Grimorio del siglo XVII llamado Goetia o la Llave Menor de Salomón.  Me gustaría señalarte que Salomón tuvo como esclavo al rey de los shedim, Asmodeo, un demonio muy poderoso, que lo ayudó a construir su Templo.  Y su historia te la voy a desvelar en la cuarta parte de este post.

diablo hombre_optMefistófeles: enemigo de Fausto

El último nombre al cual voy a hacerte mención es Mefistófeles y da pie para la introducción de la segunda parte de este post dedicado a su majestad infernal.  Su nombre nominal es incierto.  Rosmari Ellen Guiley, en su libro Enciclopedia de demonios y demonología, cuenta que Mefistófeles es más una figura literaria y plantea diversas etimologías del nombre: del griego mēphōsphilos (que no ama la luz), mefaustofiles (enemigo de Fausto) o mefiz-tofel (destructor-mentiroso).  Aparece mencionado por primera vez en un texto mágico del Renacimiento, un grimorio anónimo del 1527, Praxis Magica Faustiana, cuya autoría se atribuye al Dr. Johann Faust.

¿Te suena el nombre de Fausto y su pacto con Mefistófeles?  Pues bien, hasta aquí puedo llegar.  Solo te diré que si sientes ganas de hacer un pacto, recuerda que el diablo es un gran negociador y no le gusta perder.  Como reza el refrán popular: «Más sabe el diablo por viejo que por diablo».  A continuación te dejo una pequeña guía para conocer al diablo y sus nombres; no he añadido a Mefistófeles porque él se merece un tratamiento especial.  Ya lo verás en la siguiente entrega.  Te espero en el próximo post.

Guia para conocer los nombres del diablo y sus significados

 

Primer plano de un cazador de vampiros

detective paranormal Jonathan Levy

¿Siempre has querido ser un cazador de vampiros o conocer a uno de ellos?  Me llamo Jonathan Levy y en todos los años que llevo ejerciendo como detective paranormal he buscado y sigo buscando la verdad que hay detrás de las historias sobrenaturales y sus personajes.

Hoy quiero invitarte a que me acompañes a descubrir a un cazador de vampiros profesional: Oliver Sauttier, fundador y director de la Société de Chasseurs de Vampires o Sociedad Anónima de Cazadores de Vampiros.  Es conocido en el mundo de los exterminadores de criaturas de la noche y por fin ha accedido a concederme una entrevista.  No ha sido nada fácil, ya que vive en una remota y desconocida población en Francia.

Cuando vi por primera vez a Oliver me sorprendió gratamente.  Pensé encontrarme con un hombre ceñudo y marcado por las tragedias, pero en su lugar hallé a un tipo amable y cálido, que no se anda por las ramas y que no tiene miedo de revelar al mundo la existencia de los vampiros, aunque algunos le tilden de loco.

Prepárate para viajar conmigo al mundo secreto de los cazadores de vampiro, de la mano de Oliver Sauttier.  ¡Pero te advierto: no es fácil dar con él ni con su Sociedad!  Para ello tienes que ganarte su confianza, porque no está dispuesto a revelar los misterios milenarios que rodean a los verdaderos cazadores de estas criaturas de la noche.  Te transcribo aquí todo lo que quiso decirme.

Cazador de vampiros: una forma de vida

Por Oliver Sauttier (Fundador y Director de la SACVAMP, siglas en español de la Sociedad Anónima de Cazadores de Vampiros).
sociedad anonima cazadores vampiros

Société de Chasseurs de Vampires

Mucho se ha hablado de los míticos cazadores de vampiros.  Incluso se han escrito guías para exterminadores con el objeto de facilitar toda la información necesaria para aniquilar a estas criaturas.  En todos los años de investigación, la lista de asociaciones que luchan en esta causa ha crecido y ha permanecido en la clandestinidad, para no levantar sospechas ni tampoco ser blanco de algún ataque.

Las organizaciones más antiguas son las de París, Rumanía, Italia e Inglaterra.  Le siguen en importancia la Asociación de Estudios Vampíricos de Nueva Orleans (USA) o la Real Academia de Cazadores de Vampiros de Australia, por citar algunos.  Estas organizaciones nacen bajo el amparo de las leyes de su país de origen, pero existe una Casa Madre, Το σώμα του φωτός, La Casa de la Luz, fundada en el 446 A.C. por Yorgos Karagounis, y que está ubicada en Atenas, Grecia.  Allí se dictan las normas a seguir y se concede la licencia de apertura a las asociaciones que son consideradas serias y honestas en su trabajo.  Athan Karagounis, descendiente directo del fundador, es quien lleva las riendas en la actualidad de la fundación.

Al revisar la fecha de origen de La Casa de la Luz, puedes darte cuenta con claridad que el interés por los vampiros y su estudio data de la época en que Platón todavía estaba vivo.  Aunque existen vestigios de que nuestros primeros ancestros tenían conocimiento de estos monstruos chupadores de sangre ya hacia el 2000 A.C. aproximadamente, en la antigua Persia, hoy conocida como Irán.  También los babilonios y asirios ya habían escrito sobre estos seres, y en el Antiguo Egipto se hallaron en la tumba de Ramsés II (soberano egipcio entre 1290 y 1224 A.C.) algunos extraños jeroglíficos que indicaban la presencia de vampiros dentro de la Casta Sacerdotal.  Gracias a estos indicios comenzaron a fraguarse los primeros grupos que se dedicaron a estudiarlos para poder combatirlos.

Después de muchos años de investigación para aprender a identificar y a localizar a esta plaga nocturna es cuando un cazador de vampiros está preparado para exterminarlos.  Porque no debes pensar que es fácil aniquilarlos.  Se requiere gran destreza, valor, alto dominio de técnicas y de herramientas necesarias para tal fin.

cazador vampiros Oliver SauttierEs por esto que yo, Oliver Sauttier, fundé la SACVAMP, Sociedad Anónima de Cazadores de Vampiros, para facilitar la enseñanza en el arte del exterminio de vampiros en Champ de Blé.  Aunque la ciudad es pequeña y forma parte de una de las muchas municipalidades de Francia, consideré que París no debía tener una exclusiva así como tampoco Lyon, por citar algunas.

Nuestros iniciados siempre preguntan las cuestiones más básicas y arquetípicas acerca del equipamiento.  ¿El ajo sirve para ahuyentar vampiros?  ¿El agua bendita funciona igual que en las películas?  ¿La estaca es el arma más eficaz?  ¿El crucifijo puede protegernos?  Y un largo etcétera.  Ciertamente, muchas de las leyendas de estos objetos son aplicables, pero otras nacieron gracias a la literatura y al cine.  Un vampiro es inmortal hasta que se le clava un objeto punzante en el pecho, se le decapita o se le prende fuego.  La luz del día es nuestra mejor aliada para chamuscarlos, ya que sus cuerpos se encienden como una tea hasta consumirse, quedando reducidos al polvo.

No voy a desvelarte aquí la clase de armas que utilizamos para combatirlos, pero sí aclararte algunas cosas.  La tecnología ha sido de gran ayuda en la creación del armamento adecuado.  Nosotros mismos diseñamos nuestras armas y nuestros uniformes de campaña.  El combate armado es nuestra mejor baza.  Los vampiros no son seres celestiales ni hermosos.  Son embaucadores, seductores y asesinos: aberraciones del infierno.  Sus poderes de sugestión son inmensos y harán cualquier cosa por tomar la sangre de un humano.  Todavía no conozco a ningún vampiro que posea alguna humanidad y que quiera ayudarnos.  Somos juguetes en sus manos y hay que estar prevenidos.  Yo mismo caí víctima del encanto de uno que me ofreció ayuda para «cazar vampiros» y terminó siendo uno de ellos: Christian.  Apelo al sentido común de la ciudadanía para mantenerse firme en la lucha contra estas criaturas.  Toda precaución es poca.

vampiroTodo cazador de vampiro que se precie debe buscar signos clásicos de actividad vampírica o indicios que delaten su presencia.  Con el pasar del tiempo, los vampiros han ido evolucionando en algunas de sus costumbres; digamos que se han «modernizado».  Pero hay ciertos aspectos que continúan intactos.  Aunque gustan de llevar una vida solitaria terminan agrupándose en nidos o clanes; necesitan sentirse miembros de una comunidad y protegerse entre sí.  Cada clan se rige por normas estrictas y solo cambian de líder cuando otro vampiro le reta a muerte.

Dentro de un clan cada miembro ejerce una función determinada.  De esta manera, aquellos que se ocupan de «cazar» se ocupan exclusivamente de ello, mientras que los guardianes mantienen el orden y vigilan el interior y el exterior de sus madrigueras.  Estas funciones varían según las normas del cada clan.

Los lugares escogidos por estos seres no son fétidos ni lúgubres, pero sí misteriosos y de difícil acceso.  A los vampiros modernos les encanta el lujo y tienen un gusto un tanto bizarro.  Así pues, olvídate de cementerios y mausoleos familiares.  A ellos les atrae todo lo bello, cómodo y que sea placentero.  Todo aquello que creías conocer ha cambiado.

Con todo esto que te he contado solo pretendo abrirte los ojos y brindar asistencia a todo aquel que lo necesite.  Nuestra labor es dar información.  Por mi parte, estoy dispuesto a ofrecerte mis experiencias vividas conjuntamente con una serie de datos provenientes de diversas fuentes, todas fiables por supuesto, que se han recopilado a lo largo de los años.  Espero que esta breve información te sirva para estar alerta.

guia para cazar vampiros